PSOE, Podemos y Cs prometen impulsar una renta básica que garantice ingresos mínimos

Los programas de los tres partidos coinciden en esbozar pagos públicos de hasta 1.200 euros al mes

El líder del PSOE, y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (izquierda); el de Podemos, Pablo Iglesias (centro), y el de Cs, Albert Rivera (izquierda).
El líder del PSOE, y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (izquierda); el de Podemos, Pablo Iglesias (centro), y el de Cs, Albert Rivera (izquierda).

Una de las coincidencias programáticas más llamativas de los programas de PSOE, Podemos y Ciudadanos es la promesa de una suerte de ingreso mínimo vital o renta garantizada que permita a todos los hogares contar con determinado nivel adquisitivo.

Llámese ingreso mínimo vital, renta básica o complemento salarial garantizado, las tres formaciones prometen un sistema de ayudas públicas a los hogares con una filosofía común aunque diferentes matices en su aplicación.

El PSOE promete un ingreso mínimo vital estatal de carácter no contributivo que asegura un nivel básico de renta a los hogares. La idea es que al final de la legislatura el pago alcance un mínimo de 580 euros al mes para familias con un hijo al cargo y 858 euros cuando se sumen tres personas al cargo.

Podemos, a su vez, aspira a promover una renta garantizada que supondría asegurar unos ingresos de 1.200 euros al mes para hogares de dos adultos y dos hijos (más 1.200 anuales por hijo). El Estado cubriría la diferencia entre los ingresos de dichas familias y el mínimo que les corresponda en cada caso.

El coste de la medida que propone Pablo Iglesias oscilaría entre 10.000 y 12.000 millones de euros a repartir entre unos 10 millones de personas. El partido aspira a cubrir su pago con un nuevo impuesto a los ricos dirigidos a fortunas de más de un millón de euros.

Ciudadanos, por su parte, defiende un complemento salarial garantizado que permita luchar contra la pobreza laboral y que comenzaría implantándose entre los jóvenes con sueldos bajos, según su programa.

Normas