El BCE reclama a la entidad resultante de la fusión de Unicaja y Liberbank un ratio de capital por encima del 13%

El requerimiento obliga a ampliar capital a ambas firmas

Manuel Azuaga, presidente de Unicaja
Manuel Azuaga, presidente de Unicaja

Unicaja y Liberbank abordan en estas semanas la fase final de las negociaciones de su fusión. El objetivo sigue siendo que las juntas de accionistas de ambas entidades aprueben esta unión en junio, para en octubre iniciar su integración, aunque todavía queda un punto muy importante por aclarar para seguir dando pasos hacia la creación de el sexto banco del país, por delante de Bankinter, la ecuación de canje.

Los primeros ejecutivos de ambas instituciones, Manuel Azuaga y Manuel Menéndez, acudieron el lunes al Banco Central Europeo (BCE) para exponer el plan de negocio de la entidad resultante de la fusión de Unicaja y Liberbank. En esta reunión el BCE ha reclamado que el banco resultante de la integración cuente con un ratio de capital de máxima calidad, CET1 fully loaded como mínimo igual al que tiene en la actualidad la mayor solvencia de las dos, que en este caso es el de Unicaja. Lo mismo sucede con el nivel de provisiones y cobertura.

Lo curioso es que el BCE considera, según fuentes financieras, que tanto Unicaja como Liberbank cuentan por separado con unos ratios suficientes de capital, y no necesitan subirlos en la actualidad. De hecho, ambas entidades, y sobre todo, la firma que preside Manuel Azuaga cuentan con unos ratios por encima de la media del sector financiero en España. El de Unicaja es del 13,5% y el de Liberbank del 12,1%.

El plan de negocio, presentado el lunes al BCE, de ambas firmas incluían tras algunos retoques sobre el proyecto inicial un ratio de capital de máxima calidad del 13% en 2020 y del 13,5% en 2021. Pero el BCE pide ya el 13,5%, que unido a un mayor nivel de provisiones y de cobertura para la entidad fusionada, implica la necesidad de llevar a cabo una ampliación de capital para realizar su fusión, que bien sería acudiendo al mercado, algo poco probable si se tiene en cuenta las incertidumbres actuales y los grandes descuentos que reclaman los potenciales inversores para participar en el capital de una entidad europea, o con la venta de participadas, lo que inicialmente no tenían previsto, pero que ahora ya lo tienen sobre la mesa.

La petición del BCE ha trastocado ligeramente los plazos del cierre de la ecuación de canje, que ahora se espera para dentro de dos semanas como mucho. Fuentes del mercado califican este periodo dentro del proceso de fusión de “indefinido”.

El escollo es que Unicaja mantiene que quien debería asumir estas mayores necesidades de capital sería Liberbank, que cuenta con unos ratios, aunque buenos, inferiores a los de la entidad andaluza si se tiene en cuenta las reclamaciones del BCE. Liberbank, por su parte, quiere hacer valer la menor diferencia que hay en la actualidad en su capitalización bursátil, que es de 1.285 millones de euros, frente a la de Unicaja se eleva a los 1.600 millones de euros.

De ahí que aún no se haya resuelto el canje, que inicialmente iba a ser 60% a favor de Unicaja, frente al 40% de Liberbank. En las últimas semanas se ha especulado con porcentajes más bajos para Unicaja, del 55%, frente al 45% de la entidad que dirige Manuel Menéndez. Pero, de momento, parece que Unicaja no está dispuesta a ceder tanto. También se ha especulado con el 57% para la entidad andaluza y 43% para la de origen asturiano.

De momento, no hay nada resuelto. Eso sí, las diferencias rondan entre los 150 millones a los 200 millones, equivalente a las nuevas necesidades de capital que tendrían que asumir la nueva entidad bien con una ampliación de capital, o bien con la venta de algunas participaciones. Los ratios de cobertura de sus activos adjudicados también son más altos en Unicaja, con el 62,2%, frente al 50% de Liberbank.

Para no tener que acudir al mercado, tanto Unicaja como Liberbank venderían alrededor del 12,5% de su participación conjunta en la aseguradora Caser, para quedarse solo con el 10%, porcentaje, además, que evitaría que les penalizas en sus recursos propios, puesto que por encima de esta tasa la normativa se activa y se exige más capital. Por la venta de este 12,5% podrían obtener alrededor de unos 125 millones de euros.

Ferrovial y Unicaja, además, han puesto a la venta la concesionaria Autopista del Sol (Ausol), que gestiona las dos autopistas de peaje que conectan Málaga, Estepona y Guadiaro. Ferrovial controla el 80% de esta compañía, mientras que la entidad andaluza controla el 20%. Los expertos calculan que Ausol está valorada entre 400 a 450 millones de euros.

Pero tanto Liberbank como Unicaja tienen otras palancas para desprenderse y poder mejorar sus ratios de capital sin acudir a una ampliación.

Azuaga, un presidente ejecutivo solo temporalmente

La composición del futuro consejo de administración del banco resultante de la fusión de Unicaja y Liberbank contaría inicialmente con 15 miembros, aunque podría bajar a 14. Y, como es lógico, el número de integrantes estaría en proporción a la ecuación de canje que finalmente se acuerde.

El presidente sería, también como ya se acordó, Manuel Azuaga, ahora presidente de Unicaja, y el cargo de consejero delegado recaería como está previsto desde hace tiempo en Manuel Menéndez, actual primer ejecutivo de Liberbank.

Azuaga sería presidente ejecutivo de la nueva entidad durante un periodo transitorio que podría llegar a un ejercicio, para luego ceder todos los poderes ejecutivos al consejero delegado como reclama el BCE a todas las entidades financieras europeas.

La sede estaría en Málaga, actual ciudad en la que se ubica la sede de Unicaja.

Si finalmente ahora necesitan realizar una ampliación de capital la nueva entidad descartaría llevar otra a cabo para su reestructuración y acudirían a la venta de participadas. Ambas entidades ya han iniciado un proceso de ajustes aprobado el pasado año que ya computaría en la fusión, y que en total supondría la salida de unos 3.000 empleados a contar desde 2018, año en el que se comenzó a negociar la fusión.

Normas