Tabacaleras

Altadis y JTI llevarán a la Audiencia Nacional la sanción de la CNMC

La primera considera “injusta” la resolución de Competencia

Altadis y JTI llevarán a la Audiencia Nacional la sanción de la CNMC

Las empresas tabacaleras sancionadas el pasado viernes por la CNMC plantarán batalla en los tribunales. Altadis y JTI confirmaron ayer que presentarán sendos recursos contencioso-administrativos ante la Audiencia Nacional, después de que el organismo que preside José María Marín Quemada les impusiera una sanción, junto a Philip Morris y Logista, de 57,7 millones de euros por intercambio de información. El objetivo, según la resolución, era “conocer con total precisión y en tiempo real el patrón de comportamiento de todos los consumidores del mercado; la reacción de la demanda en cada provincia para cada una de las marcas y categorías ante modificaciones de precios; y el lanzamiento de nuevos productos”. Todo con el fin de eliminar la competencia, según la CNMC.

Fuentes de Altadis confirmaron ayer la decisión de recurrir a la Audiencia Nacional, ya que la empresa considera “injusta” la resolución, al negar que ese intercambio de información se destinara a mantener las cuotas de mercado de las empresas sancionadas y, con ello, limitar la competencia.
“Altadis ha cooperado plenamente con la CNMC en la investigación de la que ha sido objeto y afirma que disiente profundamente de las conclusiones de la resolución”, añaden desde la empresa. La empresa, que forma parte de Imperial Tobacco, debería pagar 11,4 millones de euros, en el caso de que la justicia confirme la sanción.

En los mismos términos se explican desde JTI (Japan Tobacco International), desde donde subrayan su colaboración durante el proceso y respetan, pero no comparten, la decisión de la CNMC. La compañía, con una cuota de mercado de cerca del 25% en España, dice contar con “argumentos sólidos” para que la Audiencia Nacional les de la razón y, por tanto, deje sin efecto la multa de 10 millones de euros que en su caso le ha impuesto la CNMC.

Las otras dos sancionadas, Logista y Philip Morris, ya anunciaron el viernes su intención de recurrir la sanción. La más abultada fue para la primera, con 20,9 millones de euros, al ser la que proporcionó la información a las tabaqueras a través de una aplicación propia. Philip Morris, por su parte, debería hacer frente a una multa de 15,3 millones, la segunda mayor del caso.

Normas