Demanda récord de 88.000 millones en la colocación de bonos de la petrolera saudí

La compañía Aramco supera la expectativa de los inversores en el inicio de la oferta y la eleva hasta 12.000 millones

Un trabajador de la petrolera saudí Aramco delante de una sede de la compañía.
Un trabajador de la petrolera saudí Aramco delante de una sede de la compañía.

Saudi Aramco, la petrolera estatal de Arabia Saudí, está registrando una excelente acogida en su estreno en los mercados internacionales. La entidad, que está colocando deuda entre tres y 30 años, ha recibido peticiones de hasta 88.000 millones de euros. Una demanda que le permitirá fijar rendimientos que probablemente finalicen en línea o por debajo de la deuda soberana de Arabia Saudí.

Para Arabia Saudí y la propia Aramco, el éxito inicial en la venta de bonos marca un repentino cambio luego de que los inversionistas, banqueros de Wall Street y grandes corporaciones, censuraran brevemente a la monarquía absoluta árabe el año pasado luego del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en la embajada saudí en Turquía.

Los Estados Unidos incluyeron en la lista negra a 16 ciudadanos saudíes por su papel en el asesinato de Khashoggi, según un comunicado emitido el lunes por la Casa Blanca. La crisis, junto con la caída de los precios del crudo, afectó al reino árabe a fines del año pasado y a principios de 2019 con la desaceleración de la economía y la retirada de los inversores del mercado de valores local. Pero ahora, la situación parece estar retrocediendo, ayudada por el aumento del petróleo a más de 70 dólares por barril, frente a los 50 de diciembre. 

Bonos en seis etapas

Aramco ha ofrecido bonos en seis etapas, de tres a treinta años, según ha afirmado Bloomberg. Se esperaba que Aramco oferte entre 8.800 y 13.300 millones de euros y al final se ha inclinado por lanzar 12.000 millones.

Según los datos que recoge Bloomberg, la colocación a tres años a un tipo fijo se habría planteado con un diferencial de 75 puntos básicos sobre el bono del tesoro estadounidense al mismo plazo. El diferencial a cinco años será de 95 puntos, a diez años 125 puntos básicos, a 20 años de 160 puntos y a 30 años, el bono de referencia más 175 puntos básicos. Además, la de tres años con cupón flotante, se realizaría inicialmente al líbor más el equivalente.

La petrolera saudí, la empresa con más beneficios del mundo, registró en 2018 un resultado de 111.100 millones de euros, superando así el conjunto de Apple, Facebook y Microsoft, según la información remitida a Moody's para obtener una calificación crediticia ante la emisión de bonos. Moody's y Fitch han otorgado a esa futura colocación una nota de A1 y A+, respectivamente, el quinto grado de inversión más alto, el mismo que concedieron a la deuda soberana saudí.

La compañía espera pagar alrededor de 1,25 puntos porcentuales más que los bonos del Tesoro de los Estados Unidos por sus notas a 10 años, en comparación con los bonos saudíes en alrededor de 1,27 puntos porcentuales, comunicaron los bancos vendedores de deuda a los inversores. Tradicionalmente, esas primas de riesgo caen en una venta de bonos de alta demanda a medida que avanza el proceso, lo que sugiere que Aramco podría pagar incluso menos.

El acuerdo con Aramco es uno de los acuerdos de deuda más esperados del año, resalta Bloomberg, porque marca la primera vez que el gigante petrolero saudí se ha lanzado al mercado internacional de bonos.

Cuando Qatar, un Estado que compite con Arabia Saudí, vendió 10.000 millones de euros en bonos a principios de este año, recibió un récord de demanda de 44.400 millones, lo que evidencia del apetito de los inversores por la deuda de las naciones ricas y productoras de petróleo. Pero la colocación de Aramco supera la de Qatar, hasta el momento, por más del doble.

Normas