Urbanismo

La mitad de los arquitectos espera más de un año para obtener una licencia de obra en Madrid

La situación ha empeorado en los últimos años por la falta de medios humanos y técnicos, avisan desde el COAM

Tempo de tramitación de las licencias de obra nueva residencial en Madrid, según una encuesta del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM).
Tempo de tramitación de las licencias de obra nueva residencial en Madrid, según una encuesta del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM).

El mercado inmobiliario de la capital se encuentra cada vez más tensionado por la fuerte demanda de vivienda y las crecientes subidas de precios. Muchos expertos sostienen que una de las principales medidas para atajar el problema es sacar más casas al mercado, y sin embargo, los plazos de tramitación de las licencias, ya sea para construir o para rehabilitar son excesivamente largos y han empeorado en los últimos años. Según una encuesta publicada este martes por el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM), el 58% de los profesionales de este gremio tarda más de un año en obtener una licencia de obra nueva en la capital, una proporción que hace dos años era del 42%, debido a la escasez de medios de los que disponen los funcionarios municipales.

Para rehabilitar una vivienda los trámites se dilatan menos: la proporción de los arquitectos que espera más de un año baja al 31%, pero cuando se trata de reformar el edificio en su conjunto, son más del 44% quienes padecen demoras superiores a los 12 meses (13 y 17 puntos porcentuales más que en 2017, respectivamente).

Los resultados de esta consulta –llevada a cabo por segunda vez tras una primera edición en 2017– revelan una problemática que es ya una crítica recurrente del sector promotor y constructor, que ven cómo se incrementan los costes conforme se dilatan los plazos. El problema del acceso a la vivienda ya está en el debate público, pero con las elecciones municipales a la vuelta de la esquina (26 de mayo), el decano del COAM, José María Ezquiaga, considera que "es urgente que los grupos políticos que aspiran a la Alcaldía se tomen la cuestión como una prioridad".

La mayoría (32%) de los arquitectos sufre demoras en la tramitación de licencias de obra nueva de más de un año, a lo que se suma otro 26% que espera más de 18 meses (entre ambos suman 58%). Unos plazos tremendamente alejados de los que Ezquiaga considera que serían normales: 6 meses como máximo y tres idealmente.

"¿Es lógico que se tarde el triple en revisar un proyecto que en hacerlo?", expone de forma retórica. Este arquitecto sostiene que lo que más debería tardar es la obra en sí, después, en menor, medida la elaboración del proyecto y, muy por detrás, la concesión de la licencia, añade. En la práctica, lo que ocurre es que, de media, se tarda prácticamente lo mismo en tramitar el permiso que en ejecutar la obra.

Según el responsable del COAM, la principal razón que explica estas demoras es la falta de medios, tanto humanos como técnicos. Ezquiaga explica que las plantillas de funcionarios se congelaron durante la crisis y no ha sido hasta la reactivación del mercado inmobiliario cuando se han evidenciado las notables carencias. "Es el efecto diferido del ahorro producido durante la etapa de la crisis", señala. Pero no es la única causa.

También influye, según este arquitecto, el que la normativa de Madrid –que data del año 1997- no solo esté “totalmente desfasada”, sino que además, su complejidad obliga un exceso de interpretación y discrecionalidad por parte de los funcionarios municipales, lo que acaba dilatando todavía más los plazos.

Normas