Banca

Santander invertirá 20.000 millones en transformación digital en los próximos cuatro años

Openbank, que operará en diez nuevos mercados "a medio plazo", iniciará su expansión este año en Alemania, Holanda y Portugal

El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, la presidenta de la entidad, Ana Botín, y el director financiero, José García Cantera, durante el Investor Day del 3 de abril de 2019.
El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, la presidenta de la entidad, Ana Botín, y el director financiero, José García Cantera, durante el Investor Day del 3 de abril de 2019. Banco Santander

Banco Santander presentó ayer en Londres su nuevo plan estratégico 2019-2021, que pone el foco en agilizar la digitalización del grupo para dar un giro casi de 180 grados a la firma, que pretende convertirse en una auténtica plataforma de servicios financieros, como han resumido algunos analistas.

En el plan se fijan objetivos de rentabilidad del 15% en tres años; un ratio de capital del 12%; un ahorro de costes de 1.200 millones de euros “progresivos al año” (se prevén grandes ajustes de plantilla y oficinas en Polonia, Reino Unido, España y Portugal), de los que más del 80%, es decir, unos 1.000 millones de euros anuales, corresponderán a Europa; un dividendo, que como mínimo será similar al de 2018 (abonó con cargo a las cuentas de 2018 unos 0,23 euros por acción, incluido el scrip dividend), con un pay -out del 40% al 50%, frente a una media actual del 30% al 40%. Subir el ratio de capital de máxima calidad fully loaded CET1 entre el 11% al 12% (cerró 2018 con el 11,3%) es otro de sus retos.

Además, para conseguir su objetivo de digitalización, el grupo invertirá 20.000 millones de euros en los próximos cuatro años (unos 5.000 millones por año).Así lo han explicado en el Investors Day que celebran cada año en Londres la presidenta de la entidad, Ana Botín, el consejero delegado, José Antonio Alvarez, y el resto de los principales directivos del banco, que han hecho un repaso de los grandes objetivos del grupo para los próximos ejercicios. En total, unos 200 analistas e inversores asistieron a este acto, a lo que hay que sumar otros 400 analistas conectados online.

Los analistas han recibido, en general, positivamente el plan de Santander, aunque consideran que gran parte de sus objetivos ya eran conocidos y se han facilitado pocos detalles de como conseguirlos, sobre todo en lo relativo al aumento del ratio de capital se han dado pocos detalles, aunque Ana Botín insistió en que “estamos seguros de que lo haremos”.

En su intervención, la banquera anunció que Santander invertirá más de 20.000 millones de euros en acelerar la transformación digital y tecnológica hasta 2022 para mejorar la experiencia de sus clientes, aumentar su confianza y vinculación y reducir costes. Aunque no especifica cuánto supone esta inversión sobre la realizada en la actualidad, aclara que de los 5.000 millones anuales, 3.000 millones se dedicarán al gasto corriente en tecnología. El reto es reducir anualmente el gasto en tecnología para tener más margen para llevar a cabo mayores inversiones en digitalización.

A medio plazo, el banco espera elevar la cifra de clientes digitales a 50 millones y la de clientes vinculados a 26 millones. Con esta apuesta el banco pretende mejorar su eficiencia y pasar de un ratio del 47% al 42%-45% en los próximos tres ejercicios, por el recorte de gastos y la mejora de los ingresos.

Para impulsar su digitalización y reducir costes en sus filiales Santander tiene previsto lanzar Openbank, el banco 100% digital del grupo, en 10 nuevos mercados “a medio plazo”. Inicialmente, comenzará este año por Alemania, Holanda y Portugal, hasta alcanzar los dos millones de clientes. Ahora tiene 1,2 millones de clientes solo en España, un mercado ya “maduro”. Y prevé alcanzar un porcentaje de clientes fieles de entre el 35% y el 40%, frente al 38% actual.

La presidenta ha asegurado que Openbank es una “plataforma significativa para el grupo” ya que permite probar y desarrollar negocios “resilientes, escalables” que pueden después implantarse en otras unidades del banco. Considera, incluso, que Openbank podría convertirse en una plataforma no solo de forma interna, sino incluso para “terceras partes”.

Dentro de su oferta digital, Santander lanzará una plataforma abierta de servicios financieros, con el foco en los pagos, un sector con un crecimiento esperado de ingresos en torno al 9%. La nueva plataforma para no clientes Santander One Pay FX, será una solución de transferencias internacionales lanzada en cuatro países el año pasado. La entidad prevé que esté disponible en Reino Unido, Alemania y Polonia para particulares y pymes “a corto plazo”. Además, ha anunciado la expansión, empezando por México, del servicio de medios de pago de su filial brasileña Getnet para crear la plataforma global para comercios Global Merchant Services.

Asimismo, el banco ha anunciado la expansión, empezando por México, del servicio de medios de pago (tarjetas y datafonos) de su filial brasileña Getnet para crear la plataforma global de pagos para comercios Global Merchant Services. Santander trabaja con 1,2 millones de comercios en el mundo, con una facturación de 150.000 millones de euros, lo que sitúa a la entidad entre las 10 primeras del mundo por volumen en el negocio de ventas con tarjeta.

Una tercera iniciativa es la ampliación de la plataforma de comercio global, Global Trade Services, también a pequeñas y medianas empresas para convertirse en el "socio de referencia de las pymes que hacen negocio internacional". Esta plataforma (que hasta ahora solo estaba disponible para grandes compañías) ofrecerá a las pequeñas y medianas compañías la financiación comercial, cadena de suministro, pagos y cambio de divisas.

El banco se ha fijado determinados objetivos para ese proceso de transformación digital por regiones. En Latinoamérica,  una de las métricas que se ha planteado, según la presentación a los analistas, es elevar la tasa de clientes fieles desde el 28% hasta el 31% " a medio plazo" y aumentar el número de clientes digitales desde 18 millones hasta 26 millones, con un crecimiento de más del 45%. Para Europa, la entidad se plantea pasar de un 33% de clientes fieles hasta el 40% y de clientes digitales, de 13 millones a 17 millones (incremento del 27%).

Respecto a sus rivales de las cuatro grandes entidades de EE UU (que no cita), Santander se sitúa en cabeza del porcentaje de ingresos destinados a digitalización, con un 9,9% anual (datows de 2018)

La apuesta digital del banco se hace notar en la presentación de hoy en Londres, donde de los siete directivos que participan en el evento, (además de la presidenta, Ana Botín; el consejero delegado, José Antonio Álvarez, el director financiero, José García Cantera; y el consejero delegado en Brasil, Sérgio Rial) tres pertenecen al área de digitalización (el jefe global de tecnología Dirk Marzluf; la responsable digital y de innovación, Lindsey Argalas; y el CEO de Openbank, Ezequiel Szafir).

Normas
Entra en El País para participar