Retribución

La gran banca repartirá 7.300 millones en dividendos por sus resultados de 2018

Santander,BBVA, CaixaBank, Bankia y Bankinter suben el pago por acción; el conjunto de las entidades del Ibex entregan el 44% del beneficio a sus accionistas

Remuneración accionistas pulsa en la foto

Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Bankinter y Sabadell pagarán un total de 7.300 millones de euros en dividendos con cargo a los resultados del año pasado, un 3,5% más que los distribuidos por las cuentas de 2017. Es decir, destinarán el 44% de los 16.676 millones de euros que ganaron en 2018. Todas las entidades mejoran el importe por acción, salvo Banco Sabadell, que lo reduce un 57%, en línea con su caída de resultados.

Los bancos del Ibex completarán el reparto de los beneficios de 2018 entre marzo y mayo de este año (véase gráfico). Sus rentabilidades por dividendo superan, salvo en un caso, el 4,3% que ofrecen el conjunto de las empresas que cotizan en el selectivo, según Bloomberg. La excepción es, de nuevo, Sabadell, que exhibe un 3,3%. Santander lidera el ranking con un 5,7%, seguido de CaixaBank (5,6%), BBVA (5%), Bankia (4,7%) y Bankinter (4,4%), según los precios de cierre del viernes.

SANTANDER 3,79 4,29%
BBVA 4,72 4,15%
CAIXABANK 2,53 5,36%
BANKIA 1,77 3,43%
SABADELL 0,96 6,13%
BANKINTER 6,01 3,51%

Todas las entidades han decidido terminar de una vez y para siempre con la fórmula del scrip dividend o dividendo en acciones. Este método de remuneración consistía en ejecutar ampliaciones de capital liberadas en las que el banco se comprometía a comprar los derechos de suscripción a un precio determinado. Santander lo puso en marcha por primera vez en la Bolsa española en octubre de 2009. Le siguieron todos los demás salvo Bankinter y Bankia.

En caso de que el inversor decidiera no vender los derechos al banco, el accionista recibía títulos nuevos. Su emisión no suponía coste alguno para las entidades, puesto que creaban las acciones con cargo a reservas; su importe pasaba al epígrafe de “capital”, pero igualmente quedaba dentro de los fondos propios. Era un mero apunte contable.

Santander lidera la rentabilidad por dividendo con un 5,7%, seguido de CaixaBank (5,6%), BBVA (5%), Bankia (4,7%) y Bankinter (4,4%)

En noviembre del año pasado, Santander pagó su último scrip dividend, en el que se comprometió a adquirir los derechos a 0,035 euros cada uno. La otra opción era recibir una acción nueva por cada 127 antiguas. Dueños del 76,55% del capital eligieron esta última opción. El desembolso real de Santander fue por lo tanto de 132,4 millones de euros. Si el dividendo hubiera sido totalmente en efectivo hubiera tenido que entregar 1.055 millones de euros.

A partir de este año el abono será totalmente en efectivo y se realizará de forma semestral (en mayo y noviembre), según anunció Ana Botín en la junta de accionistas que celebró el 23 de marzo del año pasado. En la presentación de resultados de la semana pasada, desde el banco se reiteró que mantendría el porcentaje del beneficio que destina a remunerar a sus accionistas (pay out) entre el 30% y el 40%

Todos los otros bancos han abandonado ya esa forma de remuneración, debido a su gran efecto secundario: la dilución en el capital en caso de que se optara por el dinero contante y sonante.

BBVA repartirá entre un 35% y un 40% de los beneficios obtenidos en cada ejercicio en abril y octubre, después de que realizará su último scrip en abril de 2017.

CaixaBank es más rumbosa que sus rivales y ha prometido que remunerará a sus accionistas con un importe que supondrá entre el 50% y 60% del beneficio neto consolidado con cargo al presente ejercicio. El banco que preside Jordi Gual solo realizará un abono en abril; el primer pago conforme a este nuevo calendario se efectuará en 2020.

Bankia, en el plan estratégico hasta 2020 que presentó hace un año, revela que el porcentaje que destinará a dividendos oscilará entre el 45% y el 50%. Con cargo a 2018, abonará en abril 0,1158 euros por título, lo que supone un total de 357 millones de euros y un pay out de más del 50%.

Desde Sabadell, reiteraron el viernes que su política de dividendos es repartir entre el 40% y el 50% del beneficio. Con cargo al año pasado, el importe que entregará a sus socios será de 169 millones de euros, cuantía que supone aproximadamente la mitad de su resultado neto de 328,1 millones de euros.

Unicaja, por su parte, no tiene aprobada ninguna política de dividendos, si bien en 2017 repartió el 25% de su beneficio entre los accionistas. Así, el pasado 27 de abril pagó 0,02149 euros por acción, por un total de 34,5 millones de euros. Precisamente ha presentado sus cuentas del pasado ejercicio y ha anunciado un dividendo por el 40% de su beneficio neto: 0,038 euros por acción y 61 millones en total. Liberbank anunció en la presentación de resultados de 2018 que repartirá entre sus socios unos 22 millones, equivalentes al 20% de sus ganancias.

Santander, único que suma accionistas desde 2015

Cuenta 1,2,3. Desde que lanzó su antiguo producto estrella en 2015 la entidad ha ampliado el número de accionistas en un 15,6%. La cuenta retribuye a los clientes con acciones de la propia entidad. El banco elevó la cifra de accionistas un 2,5% el año pasado.

Bankia. La caída del número de accionistas alcanza el 57,6% en cuatro años por el proceso de devolución realizado para que el pequeño ahorrador recuperara lo perdido en la oferta pública de suscripción (OPS) del banco en 2011. El año pasado perdió un 3,9% y CaixaBank, un 3%.

Normas