Dos gestores de Barclays condenados con hasta cinco años de cárcel por manipular el euríbor

Los condenados manipularon el tipo europeo de oferta interbancaria de 2005 a 2009

Carlo Palombo (i) y Colin Bermingham (d).
Carlo Palombo (i) y Colin Bermingham (d). Reuters

Dos antiguos empleados de Barclays han sido condenados con hasta cinco años de prisión por manipular el euríbor en su propio beneficio. Mientras que el ex gestor de Barclays Carlo Palombo ha sido sentenciado a cuatro años de cárcel, su antiguo compañero en la caja del banco, Colin Bermingham, ha sido condenado a cinco.

El euríbor es el tipo de interés aplicado en las operaciones entre los distintos bancos de Europa. De él dependen billones de euros en préstamos y derivados. A través de él, se calcula el precio de las hipotecas. Según ha desvelado el tribunal londinense en su sentencia, los condenados manipularon el euríbor desde el año 2005 hasta 2009.

"Estos hombres socavaron de forma deliberada la integridad del sistema financiero para llenarse sus bolsillos y en beneficio del banco para el que trabajaban", ha asegurado Lisa Osofsky, la directora de la británica Oficina de Fraudes Graves (SFO por sus siglas en inglés) en un comunicado. "Estamos comprometidos a perseguir y llevar ante la justicia a aquellos que defraudan a otros y abusan del sistema", ha comentado.

Durante el juicio, Palombo y Bermingham mantuvieron que no había nada de malo en tener posiciones inversoras relacionadas con el euríbor siempre y cuando el banco presentara un tipo de interés dentro del rango legítimo.

En sus observaciones, el juez Gledhill resaltó que ni la definición del euríbor ni ninguna ley dan ninguna instrucción, recomendación o asistencia sobre como los bancos deberían determinar los intereses que ofrecen en el mercado interbancario.

"Ese fallo puede ser interpretado por un observador cauteloso como una temeridad, si no directamente una negligencia", opinó el juez."Era una puerta abierta para aquellos involucrados en la conspiración para manipular o intentar manipular el tipo del euríbor en el beneficio de sus propios bancos". 

A pesar de sus observaciones, el juez sentenció que la actuación de Palombo y Bermingham era contraria al espíritu de la ley y que no es aceptable elegir un tipo de interés, a pesar de que esté dentro del rango legítimo, con el fin de sacar beneficios de una inversión con ello.

Normas