AstraZeneca adopta un enfoque de precisión en las fusiones contra el cáncer

En lugar de adquirir Daiichi Sankyo, le pagará hasta 6.900 millones de dólares por comercializar un fármaco contra los tumores de mama

Logotipo de AstraZeneca en una caja de medicamentos.
Logotipo de AstraZeneca en una caja de medicamentos.

AstraZeneca está adoptando un enfoque de precisión en la carrera para tratar el cáncer. La farmacéutica británica dijo el jueves que pagará hasta 6.900 millones de dólares para trabajar con la japonesa Daiichi San­kyo en un tratamiento para el cáncer de mama. Comparado con el riesgo de una adquisición, es una forma relativamente indolora de expandirse en un área candente.

Los tratamientos contra el cáncer son una prioridad para las grandes compañías farmacéuticas, ya que los medicamentos innovadores deberían ser relativamente inmunes a la presión sobre los precios provocada por la reforma del sistema sanitario en Estados Unidos. El inconveniente es que las fusiones son caras y arriesgadas: la adquisición de Celgene por parte de Bristol-Myers Squibb por 74.000 millones de dólares, anunciada a principios de año, irritó a los accionistas. AstraZeneca también tiene mucha deuda: Moody’s considera que su endeudamiento neto será aproximadamente cinco veces superior al flujo de caja de las operaciones de este año.

El acuerdo con Daiichi Sankyo parece una alternativa inteligente. La compañía dirigida por el consejero delegado Pascal Soriot gana acceso a un tratamiento que ataca las células cancerosas con precisión, lo cual lo hace más eficiente que la quimioterapia convencional para los pacientes cuyo cáncer se está propagando.

Si se aprueba, el medicamento se utilizará sólo para una de cada cinco personas que padecen cáncer de mama. Pero AstraZeneca considera que podría usarse más ampliamente, y en otras enfermedades como el cáncer colorrectal.

Al estructurar el acuerdo como una colaboración, AstraZeneca solo pagará 1.350 millones de dólares por adelantado, mientras que el resto dependerá de si el medicamento es aprobado y alcanza los objetivos de ventas. Los analistas de Citigroup esperan un pico de ventas de 3.200 millones de dólares, lo que implica un precio máximo de alrededor de cuatro veces las ventas, suponiendo que AstraZeneca obtenga el 50% de los ingresos. Eso está en línea con las valoraciones del sector, según los datos de Refinitiv. No es exactamente barato, pero si el medicamento cumple su promesa de ser usado en una variedad de cánceres, el múltiplo caerá.

Las acciones de la compañía de 100.000 millones de dólares cayeron un 5,56% el viernes, lo que refleja la dilución de una colocación de capital de 3.500 millones de dólares que el grupo está utilizando para financiar la operación y preservar su calificación crediticia.

Las acciones de Daiichi Sankyo subieron alrededor del 16%, agregando más de 4.000 millones de dólares al valor de mercado de la empresa japonesa. Esto sugiere que a sus accionistas les cuesta ver el valor total del producto, o están preocupados por el coste de su desarrollo. AstraZeneca todavía tiene mucho trabajo por hacer para demostrar que están equivocados, pero al menos ha cubierto algunos de los riesgos.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas