Los turistas del Golfo Pérsico, la asignatura pendiente de España

Un Brexit duro no alteraría el número de visitantes, pero sí su capacidad de compra

Los turistas del Golfo Pérsico, la asignatura pendiente de España

En un contexto en el que lograr un turismo sostenible y de calidad parece el principal reto de la industria, los viajes de compras se postulan como uno de los motores para la transformación del sector. “Este tipo de viajeros son muy interesantes porque ayudan a desestacionalizar, complementan las compras con otras actividades, como la gastronomía y la naturaleza, y cuentan con un poder adquisitivo alto”, explicó ayer la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, durante la presentación del informe Claves 2018 y perspectivas 2019: Conociendo el perfil y comportamiento del turista de largo recorrido, elaborado por la agencia de devolución de impuestos de compras en el extranjero Global Blue.

En este sentido, España aún tiene mucho camino por recorrer, ya que si bien es el segundo destino turístico más destacado, queda relegado a la cuarta posición en lo relativo al de compras. En este caso, Francia, donde el gasto medio por turista rondó los 2.125 euros el año pasado, según el mencionado informe, sigue siendo el líder. En segunda posición se encuentra Reino Unido, con 2.102 euros de desembolso estándar, seguido de Italia, con 1.875 euros. Por separado, el consumo medio de los tres primeros de la lista prácticamente doblan la cifra española, que se sitúa en los 955 euros.

El perfil del turista, que se ha podido conocer por primera vez este año gracias a la digitalización de la devolución del IVA, es uno de los motivos de esta brecha. El informe divide los viajeros en tres tipos: élite (quienes gastaron más de 40.000 euros en los últimos 24 meses), frecuente (más de tres viajes en los últimos 24 meses) y poco frecuente (al menos una vez al año). En España, los turistas élite, con un gasto medio de 18.527 euros, representan solo un 11% del total, mientras que en Francia, donde el gasto medio de este perfil ronda los 24.862 euros, este porcentaje representa el 26% de sus turistas de compras. El director general de Global Blue España, Luis Llorca, insistió en la importancia de contar especialmente con los viajeros élite y frecuentes, ya que “son los que actúan como prescriptores del destino para el resto”.

No obstante, estos perfiles aún no acaban de percibir España como un país atractivo para las compras. La escasa presencia de turistas provenientes del Golfo Pérsico, que por el contrario sí se sitúan entre los visitantes más comunes del resto de países europeos, es una de las causas de este desnivel. “Tenemos que transmitirles la imagen de que pueden encontrar una oferta de lujo aquí, y si no existe, crearla”, destacó Llorca, quien celebró la apuesta por la ciudad de Madrid con iniciativas como el Centro Canalejas. “Va a atraer a viajeros de mejor calidad porque va a ser un destino turístico en sí mismo. Ojalá tuviéramos una apertura así cada año”, añadió.

En el lado contrario, el mercado latinoamericano es una de las grandes ventajas competitivas de España, ya que según el responsable de Global Blue, no hay ningún otro país europeo que pueda compararse en este sentido. En concreto, Argentina, con un gasto medio que ronda los 607 euros, es la nacionalidad más frecuente de esta región. La quinta posición de Israel en cuanto a gasto medio en España es uno de los datos más llamativos del informe, aunque Llorca achaca este resultado a la comunidad judía que vive en Latinoamérica, hace escala en España y utiliza el pasaporte israelí para simplificar el paso por la aduana. “Estamos muy bien comunicados con Israel, hay cuatro vuelos diarios que solo se explican por la conexión con Latinoamérica, ya que los horarios están muy sincronizados. Los viajeros hacen las escala en Madrid y aprovechan para hacer compras aquí”, detalló el directivo.

Por su parte, los turistas de nacionalidad china siguen en la parte alta de la tabla de los principales destinos europeos, aunque con una ligera caída como consecuencia de las políticas estadounidenses que obligan a devaluar el yuan, y por tanto, merman su capacidad de compra. Por el contrario, el gasto de los chinos está creciendo en el resto de los países asiáticos, especialmente en Japón, Corea y Singapur. En esta línea, Rusia también ha decaído por su pérdida de poder adquisitivo, aunque representa la tercera nacionalidad con un mayor desembolso en España.

Con la amenaza de un posible Brexit duro en el horizonte, no parece que esto tuviera consecuencias significativas en el número de turistas que viajan al resto de Europa frente a Reino Unido. “Quienes quieran ir allí seguirán haciéndolo a pesar de que no pertenezca a la Unión Europea”, explica Llorca, quien también reconoce que esta salida sí podría devaluar la moneda, y por tanto, repercutir en un aumento del gasto medio de los visitantes.

Áreas de mejora

  • Los visados. La lentitud en la tramitación de los permisos ha sido una de las grandes quejas de la industria. La próxima apertura de un nuevo consulado en el norte de China liberará la oficina de Pekín y acelerará las concesiones.
  • Los vuelos. El director general de Global Blue en España, Luis Llorca, celebró la consolidación de las conexiones aéreas con China, especialmente con ciudades secundarias, pues suponen un notable aumento de los potenciales turistas.
Normas