Los turistas que viajan a España para comprar caen un 8% en 2018

El gasto en Madrid y Barcelona disminuye un 9% y un 8%

Los turistas que viajan a España para comprar caen un 8% en 2018

El pasado fue el mejor año para España en materia de turismo. Por sexto año consecutivo, según datos publicados por el INE a comienzos del mes, el país batió el récord de llegadas con un registro de 82,8 millones de visitantes, casi un millón más que en 2017. Además, cada turista se gastó una media de 1.086 euros, un 2,2% más que en 2017, fijando así otra cifra récord. A pesar de esto, el turismo de compras, término que hace referencia a aquellas personas que convierten el hecho de comprar en una de las motivaciones principales a la hora de elegir destino, cayó en 2018 un 8% respecto al anterior ejercicio. Así lo asegura el último informe de Planet, proveedora internacional de servicios de pago y tecnología de Tax Free, presentado este miércoles.

De esta forma, esta modalidad de turismo registró caídas del 9% y del 8% en Madrid y Barcelona respectivamente, ciudades de mayor concentración de llegadas de España. El contexto internacional, según ha explicado Jorge Esteban, director general de la compañía en España, ha tenido un papel clave en el descenso del gasto destinado a compras de los visitantes extranjeros que viajan.

Esto explica las cifras de los cinco principales mercados emisores del turismo de compras: ha habido un fuerte descenso de chinos (con una caída del 4%), rusos (con un descenso del 18%) y argentinos (con una caída del 34%), frente al incremento del gasto realizado por los visitantes llegados desde Corea del Sur, con un ascenso del 15%. El gasto de los americanos no ha variado prácticamente respecto a 2017.

Los chinos, americanos, mexicanos, argentinos y colombianos, por este orden, representan las cinco nacionalidades que han preferido la capital, mientras que Barcelona ha sido el destino predilecto, también por este orden, para los chinos, rusos, americanos, argentinos y coreanos. Los visitantes del gigante asiático han gastado una media de 629 euros. Los rusos, por su parte, se han dejado tan solo 348 euros, una cifra marcada por la fuerte devaluación del rublo. Los turistas de EE UU han mantenido un posicionamiento estable, con un gasto medio de 549 euros. Argentinos y surcoreanos han gastado respectivamente 220 y 358 euros.

Por todo esto, desde la compañía aconsejan posicionar a España como destino de interés para un turista con un valor adquisitivo y presupuesto destinado a compras de valor medio, que no tiene especial atracción por compras de lujo, sino que prefiere marcas y productos nacionales más accesibles, atraídos sobre todo por una experiencia turística en conjunto. “El turista que viene a España, especialmente el chino, nos exige repensar nuestra oferta, adaptándola hacia un perfil más experiencial, y que aunque sigue siendo amante de las compras, valora otros aspectos y es necesario seducirle”, ha asegurado Esteban.

Es esto lo que seduce en gran medida al turista asiático. Y, tal y como reconoció Esteban, hay que aprovechar la oportunidad: el primer trimestre de 2019 viene marcado por un modesto incremento (1,3%) en general, pero por un fuerte crecimiento en llegadas procedentes del sudeste asiático, donde países como Taiwán, Japón o China vaticinan un crecimiento de llegadas a dos dígitos: 49%, 22% y 17,5% respectivamente. Y es que, frente a países como Francia o Italia, que se perciben como las mecas del lujo, España tiene que encontrar nuevas fórmulas, aseguran desde la organización.

Normas