Sabadell no cierra las puertas a una fusión en un año, incluso con Bankia

Oliu descarta una ampliación de capital, pese a “algún analista sabio”

banco sabadell oliu
Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell.

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, descartó este miércoles en un encuentro con medios de comunicación que la entidad financiera que dirige vaya a realizar en estos momentos una ampliación de capital como algunos analistas proponen. De hecho, el banquero descartó tajantemente apelar al mercado ya que consideró que tiene unos ratios de capital superiores incluso a sus competidores.

El banquero defendió los ratios de capital del 11,3% de Sabadell, que subirá al 11,7% a finales de año cuando se venda la inmobiliaria Solvia o se cierre el traspaso de la plataforma también denominada Solvia a Intrum y las carteras de activos dudosos y adjudicados principalmente a Cerberus.

Con estas medidas y el crecimiento orgánico incluso podría llegar a un ratio del 12% este mismo año y adelantarse así al objetivo previsto para 2020. El ejecutivo rechazó así “cualquier ampliación de capital, pese a lo que pronostique algún analista sabio”.

Y añadió: “Perdónales Señor, porque no saben lo que dicen”, en referencia a los análisis de los bancos de inversión, que en algunos casos recomiendan al banco una ampliación de capital superior a los 1.000 millones de euros (el último análisis ha sido el de Bank of America Merrill Lynch, conocido el martes).

Oliu, sin embargo, no fue tan tajante al hablar de fusiones. Dijo que no hay nada sobre la mesa, pero mas tarde explicó que una fusión con Bankia que ahora está debajo de la mesa “con un cambio de Gobierno podría subir y estar encima, pero eso puede ser –matizó– en uno o cinco años”.

Desde hace algún tiempo los rumores sobre una fusión entre Bankia y Sabadell son recurrentes. La última vez fue a finales del pasado ejercicio, cuando se hablaba de que la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri, en la que el Estado controla el 61,4%, estaba analizando esta fusión junto al Ministerio de Economía y Sabadell, con David Vegara, responsable de riesgos del banco desde principios de este año. Sin embargo, la posible entrada de capital público en la firma que preside Josep Oliu fue decisiva para no seguir con este análisis.

Acción a la baja

Oliu Tampoco descartó este miércoles otras operaciones de fusión. De hecho, se quejó de la baja cotización de las acciones de Sabadell, y en general de la banca europea, lo que hace que el sector sea poco atractivo para los inversores.

“Riesgos siempre hay, pero los riesgos son oportunidades”, explicó el banquero ante el bajo valor de Sabadell en Bolsa, el valor más castigado en Bolsa en los últimos meses. “Con la caída bursátil, alguien podría pensar que el banco vale mucho más que lo que cotiza en Bolsa. Cuando algo está barato es una posibilidad para que alguien lo compre”, añadió, aunque inmediatamente matizó: “Sí, el banco está barato, pero los principales bancos europeos también están así. Miren a Francia o Alemania”.

Sobre TSB, filial británica de Sabadell, aseguró que puede ponerse en rentabilidad en unos tres años y, entonces, puede ser un candidato para la consolidación en Reino Unido. Puede ser vendido, fusionado..

El banco, que este jueves celebra su junta de accionistas, ha decidido no cambiar su plan estratégico, pese al retraso en la subida de los tipos de interés, aunque, debido a los problemas tecnológicos de TSB ya solucionados, los objetivos de esta filial se han retrasado un año.

Continuidad en el cargo

Oliu será reelegido el jueves consejero del banco. Su idea es mantenerse en Sabadell otros cuatro años más. “Francisco González se lo planteó a los 74 años. Yo también me lo plantearé entonces” bromeó. Oliu tiene ahora 69 años de edad.

El banquero también se refirió a las próximas elecciones generales del 28 de abril y pidió que se “forme un Gobierno estable” y que “no se tengan que repetir elecciones”. En este sentido, Oliu reclamó reformas en materia de empleo y reducción de la deuda pública.

Sobre el Brexit dijo que lo único claro es que “esta situación de incertidumbre [salida del Reino Unido de la Unión Europea] se mantendrá durante bastante tiempo”.

También pidió a los tribunales de justicia europeos que preserven el principio de seguridad jurídica en referencia a la próxima sentencia sobre la legalidad del índice hipotecario IRPH. Oliu aseguró, al respecto, que la banca actuó siempre según la normativa vigente del Banco de España.

Normas