Banco

Sabadell vende su 4,99 % del colombiano GNB Sudameris por 53,38 millones

Esta participación formaba parte de una alianza más amplia que esperaba desarrollar con la familia Gilinski

Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell
Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell

Banco Sabadell ha decidido vender a Glenoaks Investments 8.238.084 acciones de la entidad colombinana Banco GNB Sudameris (Banco GNB Sudameris), que representan el 4,99% del capital social de la firma latinoamericana, por un precio total de 60,35 millones de dólares (unos 53,38 millones de euros).

La operación se ha formalizado en ejecución de la opción de compra otorgada por Banco Sabadell a Starmites Corporation,el 1 de octubre de 2015, tal y como se acordó entonces y se comunicó mediante hecho relevante, que fue cedida por esta a favor de Glenoaks Investments.

La entidad que preside Josep Oliu pone fin así definitivamente a lo que parecía que iba a ser una alianza estratégica entre el accionista mayoritario del banco colombiano, Gilex Holding B.V., sociedad subsidiaria de Starmites Corporation, una sociedad perteneciente al que fuera su mayor
accionista individual Jaime Gilinski, que llegó a sumar el 7% del capital de Sabadell

Con la operación el banco español pasa página del último fleco vivo de la alianza tejida en 2013 con dicho empresario colombiano, quien le facilitó el desembarco dentro de una asociación que implicaba inversiones cruzadas y preveía el uso de Sudameris por parte del Sabadell para una expansión más ambiciosa por Latinoamérica. 

Esta alianza tenía como nexo la entrada de Gilinski en el capital de Banco Sabadell como uno de sus máximos accionistas. En 2015 se explicaba que "esta operación impulsa y refuerza la estrategia de internacionalización de Banco Sabadell, que ya está presente en Colombia y Perú con sendas oficinas de representación". Pero años más tarde, y tras la salida de Gilinski del grupo español, lo que parecía que iba a ser una alianza estratégica se ha quedado en nada, razón por la que ahora Sabadell ha decidido desprenderse de esta participación, que adquirió por 50 millones de dólares.

Su expansión internacinal ahora se limita a Reino Unido, donde cuenta con la filial TSB, que los analistas no descartan que la venda en unos cuantos años, y un pequeño banco en Méxicio.

Oliu ya explicó en la presentación de resultados correspondientes al ejercicio 2018 que el banco se iba a desprender de todas sus participaciones consideradas no estratégicas, y esta es una de ellas. 

Normas