Los 28 aprueban normas para facilitar el traslado y las fusiones entre empresas europeas

Las nuevas reglas introducen procedimientos para facilitar las conversiones y divisiones transfronterizas de las empresas

Los 28 aprueban normas para facilitar el traslado y las fusiones entre empresas europeas
EFE

Los gobiernos de la Unión Europea han dado este miércoles su respaldo a las nuevas normas que facilitan las fusiones, divisiones y el traslado de empresas de distintos países de la Unión Europea y que tienen el objetivo de eliminar los obstáculos "injustificados" a la libertad de establecimiento en el bloque comunitario.

Los Veintiocho han aprobado a nivel de embajadores ante la UE el acuerdo alcanzado con el Parlamento Europeo sobre la nueva directiva, que todavía debe recibir el visto bueno de los eurodiputados antes de entrar en vigor. Comenzará a aplicarse 36 meses después.

En concreto, las nuevas reglas introducen procedimientos para las conversiones y divisiones transfronterizas de empresas, al tiempo que añaden normas adicionales para las fusiones entre sociedades de responsabilidad limitadas establecidas en un Estado miembro de la UE.

También simplifican y aceleran los procedimientos para estas tres operaciones, por ejemplo, eliminando la necesidad de elaborar informes para miembros y empleados en caos en los que los accionistas estén de acuerdo con la operación o la compañía o sus filiales no tengan trabajadores.

La nueva directiva también establece procedimientos para verificar la legalidad de las operaciones transfronterizas bajo todas las legislaciones de los países involucrados e introduce un sistema obligatorio de control para evitar abusos, que dará a las autoridades la competencia de vetar aquellas que, por ejemplo, puedan facilitar la evasión o la violación de leyes.

Por otro lado, incluye disposiciones para que los empleados de las empresas sean consultados e informados adecuadamente del impacto esperado de cada operación. Los derechos de los accionistas minoritarios o sin derecho a voto contarán con una mayor protección y los acreedores afectados se beneficiarán de unas salvaguardas "más claras y fiables".

Finamente, la directiva impulsa el uso de herramientas digitales en todo el proceso. Por ejemplo, será posible completar en línea pasos como la emisión de un certificado previo a la operación. Además, toda la información relevante será intercambiada a través de registros digitales interconectados.

Normas