El Ibex cede un 1,52% y los inversores buscan refugio en los bonos

El selectivo pierde los 9.200 puntos y la curva de tipos de EE UU se invierte por primera vez desde 2007

ibex directo
Imagen de la Bolsa de Sao Paulo. AFP

A pesar de haber arrancado la última sesión de la semana al alza, el Ibex 35 no pudo soportar la presión y ante los nuevos datos de ralentización de la economía, las ventas corrieron como la pólvora. El selectivo español cerró con una caída del 1,67% en su tercera jornada consecutiva en negativo, periodo en el que las caídas alcanza el 3,1%. No obstante, en la semana el comportamiento del Ibex 35 fue mucho más moderado y limitó la corrección al 1,52%.

Las caída del viernes se debieron al índice PMI de Francia y Alemania que recoge caídas inesperadas en la actividad económica privada de ambos países. El PMI manufacturero alemán descendió hasta los 44,7 puntos frente a las estimaciones de que se situara en los 48 y el francés bajó a los 48,7 puntos. Esta desaceleración (cuando este índice se sitúa por debajo de 50 puntos, se considera que la actividad económica está en contracción) confirma los temores sobre el debilitamiento de la recuperación en la zona euro. El miércoles la agencia de calificación crediticia Fitch afirmó que el BCE retomará las compras netas de activos antes de concluya el año. En cuanto los mercados conocieron los datos del PMI, la cotización del euro bajó un 0,6% hasta un mínimo diario de 1,131 dólares frente a los 1,139 a los que llegó a cotizar en su máximo de la sesión.

Con todo, donde se registraron mayores oscilaciones fue en el mercado de deuda. El bono alemán bajó seis puntos básicos, y cotiza por debajo del 0% (-0,016%)por primera vez desde 2016. La deuda española, mientras, cae al 1,07%. Más significativo fue el comportamiento de la renta fija americana. El banco central de EE UU decidió el miércoles mantener sin cambios los tipos de interés y fue un paso más allá en la moderación. Las proyecciones de alza de los tipos reflejan que en 2019 la institución hará una pausa y no tocará el precio del dinero. Habrá que esperar a 2020 para ello. Ese año los tipos subirán una vez. Nada más conocerse esta información, las rentabilidades del mercado de deuda estadounidense emprendieron la tendencia bajista. Las decisiones de la Fed vienen a confirmar los temores de desaceleración económica. Los inversores huyen de la Bolsa y buscan refugio en los bonos, con una predilección por los plazos largo. El viernes los rendimientos de la deuda estadounidense con vencimiento en 2029 bajó al 2,45%.

Principales cotizaciones

IBEX 35 9.527,20 -0,57%
EUROSTOXX 50 3.503,85 0,13%
DOW JONES 26.656,39 0,55%
USD x EUR 0,8913 0,101%
Petroleo Brent 74,170 -0,456%

Durante unas horas la deuda a tres meses (2,44%) llegó a pagar más interés que la de 10 años, una señal de desconfianza fruto tanto de las perspectivas sobre los tipos como de la salida de dinero de los activos de riesgo hacia otros más seguros como los en bonos alemanes o estadounidenses.

Así, las malas noticias dejaron en negativo una semana en la que se han despejado, al menos temporalmente, otra de las grandes incógnitas que existen sobre la mesa más allá de la política monetaria. Reino Unido y la UE alcanzaron un pacto de mínimos para intentar evitar un Brexit caótico. La cumbre de jefes de Gobierno de la UE se saldó con una prórroga condicional a Reino Unido: dos semanas de extensión del artículo 50 si el Parlamento aprueba el acuerdo de salida. De lo contrario, May tendrá que decidir si se presenta a las elecciones europeas y pide una prórroga larga o si prefiere un Brexit sin acuerdo, potencialmente catastrófico.

Pese a que expertos como los de ING o los de Goldman Sachs consideran que poco probable que May gane una eventual votación la próxima semana, al menos los operadores de divisas han ganado algo de tiempo. La libra se anotó una subida del 0,7% respecto al dólar y de un 0,95% frente al euro. Mario Draghi, el presidente del Banco Central Europeo, insistió ante los líderes europeos en la necesidad de que las empresas “incrementen sus esfuerzos” para afrontar un Brexit sin acuerdo.

Dentro del Ibex 35, las pérdidas castigaron a todos los valores salvo Endesa (0,92%) y Acciona (0,10%). Empresas cíclicas como ArcelorMittal o CIE destacaron por ser las más penalizadas con descensos que oscilan entre el 5,31% y el 3,98%. Caídas superiores al 3% se extiendo a otras firmas como Siemens Gamesa (-3,38%), Aceinox (-3,49%) y Merliá (-3,84%).

El sector bancario, en el punto de mira ante la moderación del mensaje de los bancos centrales, no permaneció ajeno. Ya bajó con fuerza el jueves ante la caída de los tipos de interés, y el viernes que estos descensos se agudizaron. Santander se dejó un 3,84% y BBVA el 3,43%, seguido por Bankia (-2,89%) y Sabadell (-2,19%). CaixaBank y Bankinter tampoco escaparon a las ventas y cedieron un 2,54% y 0,37%, respectivamente. La perspectiva de que los tipos de interés no van a subir a medio plazo hace daño a la banca porque los márgenes son muy escasos en un contexto de tipos cerca del 0%. De hecho, el sector bancario europeo cae el 2,15%, de los peores junto a la industria de automóviles (-2,23%) y el sector químicos (-2,22%).

El resto de Bolsas europeas así como Wall Street mantuvieron un comportamiento similar al registrado por el Ibex 35. El Dax alemán bajó un 1,61%; el Cac francés y el FTSE británico un 2% mientras el Mib italiano retrocedió un 1,38%. Por su parte, el S&P 500 y el Dow Jones cedían un 1,5% a media sesión mientras el Nasdaq se dejaba un 2%.

Normas