Realia cambia el criterio de valoración de sus activos tras la presión del fondo Polygon

El accionista minoritario había denunciado que Slim minusvaloraba la empresa

El empresario Carlos Slim.
El empresario Carlos Slim.

Realia ha virado completamente de criterio por el conflicto abierto con su accionista minoritario Polygon, que ha denunciado que la compañía controlada por el magnate Carlos Slim utiliza un criterio contable que minusvalora la compañía.

El consejo de administración de la inmobiliaria acordó ayer por unanimidad, “a fin de alinearse con el resto de las compañías del sector, sustituir el método de valoración de los activos ligados a su actividad de promoción”, explicó la empresa en un documento remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Por ello, la empresa pasará del método actual, el ECO, a utilizar la norma internacional RICS.

En enero, Polygon presentó una denuncia pública al Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) por el método de valoración de activos, ya que cree que Slim utilizó una valoración menor para abaratar las ampliaciones de capital y ganar peso en el capital.

“Polygon cree que la decisión del consejo de administración de ayer refleja nuestras crecientes preocupaciones acerca de su potencial responsabilidad por la aprobación de las cuentas de los pasados ejercicios, mientras se ejecutaban tres distintas ampliaciones de capital y se permitían opas a los minoritarios, basadas en información que podría ser considerada engañosa acerca del verdadero valor de los activos de Realia”, aseguró, por su parte, el fondo británico en un comunicado. “Esto no es el final de este asunto, sino solamente el principio. Dados estos precedentes, los accionistas no tienen confianza ni en el consejo de administración ni en los auditores de la sociedad acerca de su capacidad de llevar a cabo una valoración justa de los activos residenciales de acuerdo con los estándares RICS”, añadió. La firma avanzó incluso que está preparando una denuncia adicional al ICAC.

Realia está controlada por el empresario mexicano a través de FCC y de Carso, con alrededor del 70% del capital, y por su parte Polygon dispone del 10%, aunque ambas partes no han comunicado su posición tras la última ampliación de capital de hace tres meses.

Normas