Orcel contrata al bufete De Carlos Remón para estudiar una demanda contra Santander

El banco canceló el fichaje como consejero delegado del banquero de inversión de UBS

Orcel demanda banco santander
Andrea Orcel.

Los recientemente malogrados planes de Banco Santander para remodelar su cúpula podrían acabar abriéndole un relevante frente judicial. Andrea Orcel, el banquero de UBS al que la entidad española prometió convertir en su nuevo consejero delegado para luego echarse atrás en el último momento, acaba de contratar al bufete de abogados De Carlos Remón para estudiar la toma de acciones legales contra la entidad que preside Ana Botín, según fuentes conocedoras del acuerdo.

El italiano considera que merece una compensación por su frustrado aterrizaje en la cúpula de Santander y, según estas mismas voces, “lleva semanas” consultando con este despacho las opciones que tendría de ganar una demanda contra Banco Santander.

Orcel es un viejo conocido de la entidad española. Durante la presidencia de Emilio Botín, asesoró a Santander en importantes operaciones como la adquisición de Abbey en Reino Unido o Soveregin en EE UU. El pasado septiembre, Ana Botín anunció que el que era responsable de banca de inversión de UBS se convertiría en el próximo consejero delegado de Banco Santander. La recta final de la negociación salarial, sin embargo, truncó este guion. En la entidad suiza, el italiano acumulaba cerca de 50 millones de euros en bonus que UBS se negó a pagarle bajo la justificación de que se marchaba a un competidor. Orcel pidió entonces a Santander que se hiciera cargo de este monto para dar el salto. Aunque todo parecía encarrilado, la entidad española terminó cancelando la operación a mediados del pasado enero.

Desde entonces, Orcel ha estado buscando abogados por Madrid si bien le ha sido complicado dar con un bufete de alto nivel que no sufra conflictos de interés por trabajar a su vez con Santander. Finalmente, el banquero ha optado por contratar al despacho De Carlos Remón, situado en el barrio de Salamanca de la capital española, y especializado en Derecho Mercantil y Procesal.

Orcel considera que la documentación que le entregó Banco Santander equivale a una oferta vinculante por el cargo y los emolumentos antes mencionados y se ha puesto en manos del socio director del despacho, José Manuel De Carlos Beltrán, para diseñar la estrategia legal que poner en marcha para reclamar una compensación a Santander.

Fuentes financieras revelan, en todo caso, que Santander y quien iba a convertirse en su principal brazo ejecutivo han mantenido conversaciones y negociado posibles salidas desde la ruptura del acuerdo, lo que abre la puerta a que las partes acaben alcanzado un pacto antes de que el asunto se judicialice. O, al menos, previamente a que la solución la dictamine un juez.

Banco Santander, en todo caso, rechazó este martes hacer comentario alguno respecto a la posibilidad de que Orcel acabe presentando una demanda contra la entidad o sobre las posibilidades de éxito que pueda tener. Tampoco el bufete contratado por el italiano quiere hacer valoraciones hasta consensuar una estrategia con su nuevo cliente.

Un despacho especializado en causas complejas

El bufete de abogados elegido por Andrea Orcel para analizar una posible demanda contra Banco Santander no es uno de los jugadores habituales en los grandes pulsos legales que se abren en el ámbito empresarial. El italiano no ha tenido fácil encontrar un despacho que no trabaje, o lo haya hecho, para el banco, y además ha optado por un bufete “especializado en el desarrollo de estrategias jurídicas complejas”, según su propia presentación. “No existen adscripciones ni lealtades previas a terceros que condicionen en modo alguno nuestro compromiso” con el cliente, asevera el despacho, especializado en materia Mercantil y Procesal, y formado por varios abogados curtidos en Clifford Chance o Uría Menéndez.

Normas