Los acreedores ganarían con una unión entre Deutsche y Commerzbank

Los accionistas podrían verse obligados a esperar más tiempo para obtener un buen rendimiento

Carteles de Deutsche Bank y Commerzbank.
Carteles de Deutsche Bank y Commerzbank.

Puede que los acreedores de Deutsche Bank sean los ganadores más probables si se produce una fusión con Commerzbank. Un acuerdo entre los dos prestamistas en apuros daría al banco dirigido por Christian Sewing acceso a más depósitos y financiación más barata. Sin embargo, los beneficios para sus accionistas están menos claros.

El consejo de Deutsche está en conversaciones con su rival para una posible fusión, según una fuente cercana, que añade que todo está en una fase muy inicial y podría romperse.

La creación de Deutschemerz conllevaría riesgos tanto para los inversores de crédito como para los de capital. Ninguno de los dos bancos está cerca de alcanzar su coste de capital. Y la fusión de los dos no conducirá automáticamente a un banco mucho más fuerte: a finales del año pasado, Deutsche estaba ligeramente mejor capitalizada, con un ratio de capital común Tier 1 del 13,6% frente al 12,9% de Commerzbank.

Aun así, el acuerdo debería ser bueno para los acreedores de Deutsche. Estarían menos expuestos a la volatilidad de los ingresos de la banca de inversión, que se reducirían a poco más de un cuarto del total en un grupo combinado, y tendrían una gama más amplia de depósitos. Un nuevo campeón nacional único también tendría un mayor respaldo implícito del Gobierno alemán, que parece estar presionando a favor de una fusión.

Los mercados de bonos ya están empezando a poner los beneficios en el precio. El rendimiento al 6% de los bonos de capital adicional Tier 1 de Deutsche Bank, una forma de capital que absorbe pérdidas, cayó más de 40 puntos básicos el lunes, hasta el 9,5%, según datos de Refinitiv. Los swaps de incumplimiento crediticio (CDS) sénior de Commerzbank, utilizados por los traders para protegerse contra el riesgo de impago, están aumentando, una señal de que los inversores están preocupados por la posibilidad de que su solvencia se vea afectada.

El diferencial a cinco años ha aumentado en unos 15 puntos básicos desde principios de marzo, hasta situarse en torno a los 100 puntos básicos, según Refinitiv. Mientras, los CDS de Deutschebank siguen estando más de 50 puntos básicos más anchos que los equivalentes de Commerzbank, una diferencia que podría reducirse si la operación sigue adelante.

El mejor resultado para los acreedores podría ser el peor para los accionistas de Deutsche. La fusión de los dos bancos podría dar lugar a mayores reservas sistémicas de capital, y los accionistas de Commerzbank podrían querer reducir la banca de inversión y sus bonos, derivados y otras exposiciones desde los actuales 893.000 millones de euros. Eso podría desencadenar la necesidad de más capital. Si bien los tenedores de bonos deberían salir ganando, los accionistas podrían tener que esperar más tiempo para obtener un rendimiento decente.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de David Vázquez Baciero, es responsabilidad de CincoDías

Normas