Mercadona invertirá 2.300 millones este año tras ganar 593 millones en 2018, un 84% más

La compañía presidida por Juan Roig, facturó 22.235 millones, un 5,8% más respecto a 2017

Roig desvela que la empresa invertirá 2.300 millones, un 50% más y creará 1.000 empleos

"No haremos oferta alguna por Dia, no es nuestro modelo de negocio"

mercadona beneficios
Juan Roig, presidente de Mercadona.

El grupo Mercadona cerró el pasado ejercicio con un beneficio neto de 593 millones de euros, un 84% más que un año antes, ejercicio en el que sus cifras finales se vieron afectadas por la decisión de poner en marcha una fuerte reestructuración de sus tiendas y modelo de negocio, que le llevó a disparar su cifra gastos de explotación hasta 1.500 millones de euros. La compañía presidida por Juan Roig logró elevar su cifra de venta neta hasta 22.235 millones, un 6% más que el año pasado. 

Roig aseguró, durante la rueda de prensa anual que la compañía celebra para difundir sus resultados económicos anuales, que en la empresa hemos "decidido dejar de medirnos por numeritos. Nos medios por el esfuerzo que hacemos todos los trabajadores y entonces los numeritos salen". En paralelo "hemos decidido hacer todo lo que haga falta para cumplir nuestro objetivo principal de satisfacer al jefe, nuestro cliente. El presidente de la compañía explica que este año la empresa abrirá 60 tiendas nuevas, se cerrarán 100 y 400 se cambiarán de ubicación". Aunque sí dijo que no caben muchas más. "Nuestro techo calculo que estará en el entorno de las 1.600 tiendas actuales"

Subrayó que un hito de este año va a ser el concepto de comida preparada. "A mitad del siglo XXI la cocina tal y como la conocemos hoy no existirá, compraremos comida preparada y la terminaremos en casa. Por eso vamos a poner como concepto nuevo 'Listo para comer' en 250 tiendas y nos hemos lanzado a buscar proveedores regionales que nos faciliten el producto".

Roig justificó el cambio de escenario de la rueda de prensa, este año se celebra en un recinto que han denominado Jarrods, "no creo que nadie nos demande, porque nosotros hemos puesto una jota", debido al incendio que el año pasado sufrió la fabrica de pan y pastelería, lugar tradicional en la que se celebraban sus comparecencia.

La compañía esta ya inmersa en pleno proceso de ampliación de su tienda web. Este año está previsto que comience a operar en Barcelona y en Madrid. Aunque hasta el momento solo funciona en 95 localidades de Valencia desde el centro logístico que mantiene operativo en la ciudad del Turia. Roig asegura "que los pedidos se han doblado y ya logra una facturación de 2,2 millones de euros al mes. Lo de ganarle dinero ya es otro tema", subrayó.

"El 12 de junio, explicó,  abriremos la primera colmena en Barcelona y después vendrá Madrid finales de 2019 o 2020), Zaragoza, y A Coruña".

La empresa ha creado 1.800 nuevos puestos de trabajo con un nómina global de 85.800 trabajadores en España y Portugal. En este sentido, Roig ha puesto en valor la aprobación del nuevo convenio colectivo que estará vigente hasta 2024.

Ha recordado el cambio que la compañía ha decidido llevar a cabo en su política de proveedores, que ahora pretende que sean especialistas en determinados productos. Puso como ejemplo que en calzados han pasado de un proveedor a tres y en bebidas alcohólicas de uno a seis. "¿Es impopular para nuestros proveedores tradicionales?, Pues si lo es. Pero lo hemos visto y nos hemos lanzado a cambiar para mejorar nuestra relación con nuestros jefes. Con este cambio le damos a los proveedores un acuerdo indefinido, peo les exigimos calidad y seguridad alimentaria y les proponemos ganar dinero, pero nosotros también". Tras está decisión Mercadona ha pasado de 110 proveedores en 1998 a trabajar con 1.400 este año.

Roig reiteró que "estamos satisfechos de pagar impuestos, los que nos tocan y estamos muy orgullosos de ello". Este año hemos pagado 1.575 millones de euros  a las arcas públicas", subrayo y concluyó, "pagar impuestos es tan beneficioso como dejar de fumar". Del beneficio total generado, un 25% se ha repartido a la plantilla (325 millones de euros en concepto de prima por objetivos), 295 millones se ha revertido en la Sociedad, en forma de impuestos, con un tipo impositivo del 22%. Un 40% se ha revertido en la sociedad, 470 millones, como recursos propios y el 10% restante se ha repartido entre los accionistas vía dividendos.

Las inversiones del año pasado alcanzaron los 1.504 millones de euros de los 962 millones se han destinado a las tiendas, 257 en automatizar los centros logísticos, 225 millones en la transformación digital. En los próximos cinco años invertiremos 10.000 millones de euros, sin endeudarnos.

Respeto a la expansión internacional en Portugal, Roig dijo que "somos una empresa portuguesa al 100%. Vamos a cambiar el 50% del surtido de las tiendas tenemos ya una plantilla de 300 personas y vamos a invertir allí 60 millones de euros. Este año abriremos 10 tiendas. La primera apertura será el próximo 2 de julio". En este sentido desveló que en Portugal las tiendas sí abrirán los domingos, en España no lo hacen, "debido a que los portugueses tienen muy interiorizado en su ADN comprar el domingo, es el segundo día de más venta de la distribución". En este sentido reconoció tener en mente la expansión internacional de la compañía a un segundo país. "No hay ninguna decisión tomada, lo haremos siguiendo un diseño en mancha de aceite, y lo diremos cuando los tengamos decidido, pero por el momento no hay nada concreto", subrayó.

En el ámbito de los compromisos. Roig declaró que su objetivo principal es la seguridad alimentaria. En segundo lugar "quiero trabajadores 100% satisfechos, coinnovar con los proveedores. alcanzar un objetivo para este ejercicio de cerrar con 25.200 millones de euros de ventas (+3,7%), invertir 2.300 millones (un 50% más), hacer crecer la plantilla en 1.000 personas y obtener un beneficio de 435 millones (27% menos). Como conclusión aseguró "Mercadona va muy bien y este año próximo vamos a ir mucho mejor".

Preguntado por la situación política y en concreto respecto al problema de Cataluña y las próximas convocatorias electorales aseguró que "pase lo que pase nada va cambiar, nos iremos un poco más a la derecha o un poco más a la izquierda. Vamos a estar igual de hasta ahora. Si pidió que al igual que a los empresarios nos exigen generar beneficios a los políticos hay que exigirles que generen estabilidad, pero nada más". En relación con el problema político de Cataluña reconoció "seguir muy preocupado, es un problema que tienen que solucionar Madrid y Barcelona, ellos se tienen que poner de acuerdo, pero la lían mucho. A mi no me parece que ponerse de acuerdo sea tan difícil".

Normas