velocidad coches volvo

Volvo limitará la velocidad de sus coches a 180km/h

Busca contribuir a reducir definitivamente la mortalidad en los accidentes de automóvil

Volvo siempre ha sido el fabricante de coches seguros por excelencia. Al menos eso es lo que han querido transmitir en estas últimas décadas, siempre volcados en la seguridad de sus coches, por encima de cualquier otra característica del vehículo. Ahora la firma nórdica es una de las que está liderando la electrificación del mercado, comenzando por su propia gama, que quedará completamente electrificada durante la próxima década. Ahora Volvo da un paso más allá y establece un límite máximo de velocidad para todos sus vehículos de aquí a dos años.

Objetivo cero muertes al volante

Sin duda es un objetivo muy ambicioso por parte de Volvo, pero que sigue estando ahí presente después de muchos años de insistir en que quieren acabar con la mortalidad al volante. En esta línea han desarrollado sistemas de conducción autónoma, la interconexión de todos los coches para evitar colisiones, y ahora una de las más polémicas, limitar la velocidad de sus vehículos de fábrica. Pero parece que todo el trabajo de prevención de los accidentes carece de sentido cuando se conduce a una velocidad excesiva, y eso es lo que quiere evitar Volvo.

Volvo
Los vehículos de Volvo no podrán superar los 180km/h en 2020

La compañía ha anunciado ahora que todos sus coches estarán limitados a 180km/h en el año 2020. De hecho una de las principales causas de mortalidad en los accidentes es el exceso de velocidad. Por lo tanto, a partir del año que viene los vehículos de Volvo estarán limitados a esta velocidad, e incluso están barajando la posibilidad de que los vehículos reduzcan su velocidad drásticamente de manera automática cuando estos circulen cerca de colegios, hospitales y otros lugares especialmente sensibles.

Como es lógico esta decisión vendrá seguida de las protestas de muchos conductores que se quejarán de que sus vehículos salgan limitados de fábrica, sin poder desarrollar todo su potencial, algo que muchos conductores entenderán que solo debe ser una decisión personal del conductor. Lo que es evidente es que cuanto más control haya sobre los vehículos, más probable será evitar accidentes mortales. No sabemos si limitar a 180km/h será la panacea para evitar más muertes en los vehículos, pero sin duda es un paso en la dirección acertada en el ambicioso objetivo de conseguir un registro cero de muertes al volante en un futuro.

Normas