El vehículo eléctrico toma posiciones en Europa

Los gobiernos deben dar un paso adelante y ser los impulsores de medidas que mejoren la fiscalidad del transporte respetuoso con el medio ambiente

El vehículo eléctrico (VE) es ya una realidad en Europa. Una alternativa de movilidad que se ha tornado en el último gran desafío de las ciudades y que implica la transformación de infraestructuras, legislaciones, parques automovilísticos y cultura de los usuarios con el fin de lograr unas urbes más sostenibles y respirables de cara al futuro. Por ahora, Noruega, Países Bajos, Suecia y Austria son los Estados europeos mejor preparados para dar cabida al vehículo eléctrico, según refleja el informe EV Readiness Index 2019 de LeasePlan.

En el proceso de transición hacia una movilidad sostenible en todas las carreteras y ciudades europeas, juegan un papel esencial la disponibilidad de modelos eléctricos y la mejora y proliferación de las infraestructuras de recarga, sin olvidar los siempre necesarios incentivos gubernamentales. Los gobiernos deben dar un paso adelante y ser los impulsores de medidas que mejoren la fiscalidad de los vehículos eléctricos, así como las infraestructuras necesarias para que la conducción eléctrica sea una opción generalizada y viable en todos los rincones de Europa.

Y es que, a pesar de que la conducción eléctrica se está convirtiendo en una alternativa factible en cada vez más países, todavía hay mucho que hacer para que todos los europeos podamos disfrutar de esta opción de movilidad respetuosa con el medioambiente. Usar este tipo de vehículos es una de las formas más fáciles de combatir el cambio climático y, en pleno siglo XXI, cualquier persona debería poder estar en disposición de aportar su grano de arena a la sostenibilidad del planeta.

Cambiar no es fácil. La evolución del uso de VE por países está siendo lenta pero se está produciendo, al tiempo que crece la variedad de modelos en el mercado, sus autonomías y se optimizan y multiplican las infraestructuras de recarga. España se encuentra en la posición 15 del ranking realizado en el EV Readiness Index 2019, con una cuota de mercado de nuevas matriculaciones en 2018 de un 0,77%. En cuanto a infraestructuras, nuestro país cuenta con 4.265 enchufes de recarga públicos disponibles.

Noruega se mantiene como líder indiscutible, ya que casi un 53% del total de nuevas matriculaciones son de vehículos eléctricos. Otros países se encuentran en dígitos medios como Portugal (3,1%), Países Bajos (5,1%), Finlandia (5,2%) y Suecia (7,6%).

La revolución ya está en marcha, solo queda que todos los estamentos se unan a la causa remen a favor, apoyando cualquier iniciativa que sirva para impulsar el uso de vehículos de bajas emisiones en todos los países de Europa. Todos lo agradeceremos.

 

David Henche es director de marketing y comunicación de LeasePlan

Normas