El Ibex se descuelga de Europa y cierra con una caída del 0,11%

Tras llegar a recuperar los 9.300 puntos, no puede con esa cota, arrastrado por las caídas de los grandes valores

Ibex 35
Vista general de la Bolsa de Madrid EFE

Las alzas avanzan a ritmo pausado pero firme en las Bolsas internacionales, a la espera de que por fin se confirme el acuerdo comercial entre Estados Unidos y China. La paz económica entre los dos gigantes mundiales es la gran señal que aguardan los inversores para confirmar las compras con las que están tanteando el inicio del año, una vez que el riesgo de llegada de una recesión global con que acabó 2018 se ha moderado.

IBEX 35 7.236,90 -1,22%
EUR x USD 1,1263 -0,160%
Petroleo Brent 41,720 -1,488%

Con este telón de fondo, el Ibex ha dado un pequeño paso más en la remontada desde los mínimos del pasado diciembre y se ha anotado un alza en la semana del 0,68%, aunque en la sesión de hoy se ha descolgado en el último momento de las subidas de las Bolsas europeas y ha cedido el 0,11%. No ha podido consolidarse sobre los 9.300 puntos que llegó a alcanzar durante la sesión, cota en la que no cotiza desde principios del pasado octubre, y ha cerrado en los 9.267,7 puntos. Suma eso sí tres semanas consecutivas de ascensos.

El Ibex quedó a la zaga de las alzas que se anotaron el Dax o el Cac francés. El peso de las compañías exportadoras, muy sensibles a la actualidad de las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China, es muy superior en estos índices. En Estados Unidos, las alzas con que comenzó la sesión se moderaron tras la publicación del índice ISM manufacturero del mes de febrero, que arrojó un dato de 54,2 puntos, inferior a lo previsto y en el nivel más bajo de los dos últimos años. La publicación del dato también tuvo su efecto en el dólar, que se debilitó y permitió un ascenso del euro hasta los 1,14 dólares. El ISM manufacturero no fue interpretado sin embargo como un señal de alarma sobre la economía estadounidense, ya que no borró el signo positivo de Wall Street, aunque sí desinfló al cierre los avances de las Bolsas europeas.

"Las noticias de que EE UU y China estarían avanzando en la redacción de un acuerdo -se habla incluso de 150 páginas-, documento que sería firmado por los presidentes Trump y Xi a mediados de marzo y que incluiría gran parte de las demandas estadounidenses" permiten avanzar a las Bolsas, explican en Link Securities. Atrás ha quedado el mal efecto que dejó el jueves la fallida cumbre entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano Kim Jong-Un, lo que llevó a Wall Street a cerrar en negativo.

La Bolsa española ha digerido también hoy la avalancha de resultados empresariales. Finaliza la temporada y las empresas del Ibex 35 cerraron el ejercicio 2018 con un alza del Ebitda del 7%, hasta una cifra global de 74.570 millones. En un momento de incertidumbres sobre el crecimiento económico mundial, la batalla comercial entre China y EE UU y la resolución del Brexit, el saldo de las empresas en España es positivo.

En este contexto, la prima de riesgo española ha llegado a bajar durante la sesión del nivel de los 100 puntos, algo que no sucedió desde julio del año pasado, si bien ha quedado al cierre sobre esa cota.

El valor más alcista ha sido Técnicas Reunidas, que ayer presentó resultados y hoy ha recibido una mejora de recomendación desde mantener a comprar por parte de Kepler Cheuvreux. La acción ha subido el 6,89%, seguida del alza del 6,29% de Cellnex, que se recupera así de la caída de la víspera, cuando anunció una ampliación de capital por 1.200 millones de euros. Viscofan subió otro 5,55% después de batir previsiones con sus resultados. En el lado de las caídas, destaca el descenso del 1,74% de BBVA y el del 1,39% de Red Eléctrica. Al balance negativo del Ibex en la sesión de hoy también contribuyeron de forma determinante las caídas del 1,45% de Telefónica y del 0,97% de Santander.  

La cuenta atrás hacia el acuerdo comercial entre EE UU y China seguirá dominando el ánimo de los inversores la próxima semana, si bien habrá otros dos grandes focos de interés. El Parlamento británico vuelve a someter a votación la semana siguiente el acuerdo de Brexit , que podría dar esta vez una señal clara de que la ruptura se retrasará más allá del 29 de marzo, evitando así una salida a las bravas.

Además, el jueves se reúne el consejo de gobierno del BCE, en una reunión de la que se espera la actualización a la baja de las previsiones de PIB e inflación y de la que se aguarda con expectación el debate sobre la concesión de nuevas líneas de liquidez a la banca, que podrían animar la maltrecha cotización del sector.

 

 

 


 

 

Normas
Entra en El País para participar