Las acciones energéticas tienen el favor del mercado

Varias compañías cotizan en récord y presentan potencial de subida

Energéticas pulsa en la foto

El sector energético sigue teniendo un papel destacado en 2019 tras el espectacular resultado cosechado por la mayoría de las compañías el pasado ejercicio. El Ibex Energía suma el 5% en el ejercicio y el 17% en 12 meses. Destacan las ganancias de Endesa, Repsol y Naturgy, por encima del 7%, y de Audax, Solaria y Solarpack, del 87%, 35% y 19%, respectivamente.

Algunas empresas han alcanzado máximos históricos, como Enagás, Endesa y Naturgy, mientras que Iberdrola cotiza al nivel más alto en casi 11 años y Red Eléctrica (REE), desde junio de 2017.
En este positivo comportamiento confluyen una serie de factores. Las energéticas, especialmente las eléctricas, tienen un perfil defensivo al tener un negocio estable, con menor dependencia al ciclo económico, y reparten jugosos dividendos entre sus accionistas.

Prueba de esta característica atribuida en el mercado es, por ejemplo, su evolución frente a la Bolsa en 2018, que perdió el 15%.

Líder en los fondos

Categorías. Los fondos del sector energético son los séptimos mejores por categoría, con una rentabilidad acumulada en 2019 del 15%. Desde el punto de vista sectorial, solo los superan los de biotecnología (20%), según datos de Morningstar.

Ranking español. Bankinter Eficiencia Energética y Medioambiente es el mejor de los fondos españoles, con una ganancia que se acerca al 10%. Ibercaja Petroquímico está muy a la par en la evolución.

En la actualidad, la incertidumbre sigue presente y el sector forma parte de las principales apuestas de los analistas. Y no solo por eso; también por las expectativas de los negocios. “En petroleras tomaría posiciones y en eléctricas mantendría la inversión, pero con stop loss [orden que limita las caídas]”, comenta Susana Felpeto, subdirectora de renta variable de Atl Capital.

En el caso de la petrolera Repsol, la experta explica que si la acción no pierde los 15 euros (nivel actual), tendría una subida inicial hasta los 16 o 16,5 euros, que supondría una revalorización de hasta el 10%. “Hay que estar pendientes de la cotización del petróleo en el medio plazo. Nosotros somos positivos por varias razones: la reducción de producción de barriles de la OPEP parece que ha marcado un suelo en la caída, los datos económicos de China no indican un parón importante y en Europa la tendencia de uso de vehículos eléctricos, una de las principales amenazas para el combustible, es un proceso en desarrollo que precisa de fuertes inversiones”, apunta.

Felpeto piensa que hay poco margen para las ganancias, ya que algunas han alcanzado cotizaciones récord. Sin embargo, sería interesante estar en algunos valores por la rentabilidad por dividendo. En su opinión, mantendría Iberdrola y tomaría posiciones en Red Eléctrica tras la reciente corrección. “Lo más importante es saber el riesgo que vas a asumir”, resume la analista.
Red Eléctrica ha adquirido un protagonismo particular tras la reciente compra del 90% de Hispasat a Abertis. La acción ha descendido el 5% desde el anuncio y la operación ha dividido a los analistas aunque las recomendaciones de mantener o vender son mayoría.

El atractivo verde

Audax Renovables es la principal apuesta para Miguel Momobela, analista de XTB. En 2018 ganó un 200% y este año sigue siendo una de las mejores. “Tiene proyectos muy interesantes”, dice. Audax Renovables y Audax Energía culminaron su fusión el pasado diciembre dando lugar a un grupo energético con una cifra de negocio superior a los 1.200 millones y con presencia en ocho países.

El experto apuesta además por Solaria y Endesa. Sobre la primera destaca las noticias de su proyecto estrella [se adjudicó en la última subasta de renovables 250 MW y ha conseguido financiación de 125 millones por parte de Natixis]. “Va a ser su piedra angular y tiene una valoración atractiva”, dice.

Con respecto a Endesa, Momobela señala que, a corto plazo, podría subir hasta 22 euros. “Es positiva la mejora de rating de Fitch [de BBB+ a A-] y los cambios en la dirección de la cúpula deberían arrojar resultados positivos”, comenta. Borja Prado dejará la presidencia en la próxima junta de accionistas prevista para el 12 de abril.

Repsol e Iberdrola son las menos atractivas para el experto de XTB. “Están más enfocadas para el largo plazo. Repsol depende de la evolución del crudo y en Iberdrola hay más aspectos a vigilar”, explica.

El sector energético está presente en muchas más carteras, pero existen divergencias por las preferencias. Renta 4 ha seleccionado a Repsol e Iberdrola; la petrolera, por su plan estratégico hasta 2020, que incluye una remuneración creciente para el accionista, y la eléctrica, por “su visibilidad en los resultados [ha superado la barrera de los 3.000 millones en el beneficio], unas inversiones rentables y la generación de caja”.

Admiral Markets se inclina por Naturgy y Enagás; Bankinter, por Iberdrola, y Red Eléctrica, mientras que la agencia de calificación de riesgo Moody’s apuesta por los sectores de energía y renovables europeos, que suman ya ascensos de más del 10%.

El gancho de los dividendos

Eléctricas. Las empresas de electricidad han repartido históricamente los dividendos más atractivos. Red Eléctrica acaba de anunciar que abonará al menos 2.200 millones de euros hasta 2022 e Iberdrola incrementará un 7,7% el de 2018, hasta los 0,351 euros brutos por acción.

Rendimiento. La rentabilidad por dividendo del sector energético está entre las más altas de la Bolsa española. Valores como Repsol, Endesa, Enagás e Iberdrola ofrecen más del 6%; Naturgy se acerca a ese nivel.

Beneficios. El pay out de las compañías supera el 50%, lo que significa que reparten más de la mitad de los beneficios que obtienen entre sus accionistas. Destaca Endesa, con un 100%, aunque ha anunciado que lo reducirá al 80% en 2021..

Normas