Telecomunicaciones

MásMóvil prevé elevar los ingresos por servicios un 22% este año y abre la puerta al dividendo en 2020

Capta 1,4 millones de líneas entre móvil de contrato y banda ancha

Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil, en la presentación de los resultados.
Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil, en la presentación de los resultados.

MásMóvil ya se ha examinado de las cuentas de 2018, ejercicio marcado por la dura competencia en el mercado español. La teleco, que indica que ha cumplido sus objetivos, registró unos ingresos totales en el año de 1.451 millones de euros, un 12% más, un 15% orgánico. A su vez, los ingresos por servicios crecieron un 17,5%, un 23% en términos orgánicos, hasta 1.183 millones de euros, con una aceleración en el cuarto trimestre, en los que registró un avance del 19%, un 25% orgánico, hasta 324 millones.

La operadora captó un total de 1,37 millones de líneas en 2018 entre contrato móvil y banda ancha fija, por encima del objetivo de 1,25 millones establecido en octubre y del objetivo inicial de 800.000. En el cuarto trimestre captó 373.000 accesos, 240.000 de móvil de pospago y 133.000 de banda ancha. Durante cinco trimestres consecutivos, la empresa ha generado más de 100.000 altas netas en banda ancha, y por sexto trimestre consecutivo más de 190.000 líneas netas móviles de post-pago. El total de líneas móviles alcanzó 6,8 millones a final del pasado año, con 990.000 accesos de banda ancha. La base total de clientes ha alcanzado los ocho millones.

En términos de rentabilidad, MásMóvil alcanzó un Ebitda de 330 millones de euros en 2018, 30 millones por encima del objetivo inicial. En el cuarto trimestre, aumentó un 29% (31% orgánico) hasta 90 millones. La operadora, igualmente, registró un resultado neto positivo de 71 millones, con un resultado neto ajustado de 135 millones. En 2017, había registrado pérdidas como consecuencia de la contabilización del convertible que estaba en manos de ACS.

En un encuentro con los medios de comunicación, el consejero delegado, Meinrad Spenger abrió la puerta a que MásMóvil pague su primer dividendo en 2020, puesto que en ese ejercicio se prevé una bajada muy fuerte de la inversión. "Podría ser el primer año", señaló el ejecutivo, quien, no obstante, no quiso comprometerse a abonar esta retribución al señalar que la operadora tiene muchos planes de crecimiento.

La operadora, de hecho, prevé reducir su apalancamiento gracias a la fuerte generación de Ebitda prevista para los próximos años. De cara a 2019, MásMóvil prevé que los ingresos por servicios crezcan un 22% hasta 1.445 millones de euros, mientras que el Ebitda ajustado se sitúe en 450 millones, un 36% más. El margen de Ebitda alcanzará el 27%, frente al 23% de 2018. La teleco estima generar un flujo de caja libre operativo antes de capex de casi 300 millones. Para 2020, MásMóvil prevé una cifra de ingresos totales en el rango entre 1.825 y 1.875 millones, con un Ebitda ajustado de 550 millones, y un margen del 29%. El capex alcanzará los 360 millones.

La deuda neta, excluyendo convertibles, al cierre de 2018 se situó en 770 millones de euros, con un ratio de apalancamiento de 2,3 veces el Ebitda. El convertible en manos de Providence suma 131 millones. La empresa dispone de 98 millones en caja, entre tesorería y equivalentes.

El capex neto ascendió a 525 millones de euros, en línea con el objetivo, con más de 400 millones destinados a la expansión de sus infraestructuras. La red de fibra hasta el hogar (FTTH) propia alcanzó a final de 2018 los 6,1 millones de unidades inmobiliarias, un 190% más que al cierre del año anterior. Su cobertura total es de 15,2 millones de hogares gracias al servicio mayorista de Telefónica, que ya está disponible en todas las comunidades autónomas, con excepción de Canarias. Con respecto a la fibra, Spenger dijo que la compañía llegará con su red propia a más de nueve millones de hogares en 2020 y alcanzará los 20 millones gracias a la infraestructura de Telefónica. Además, adelantó que el ADSL será marginal para la empresa ya este año. "Seremos un operador 100% fibra", afirmó.

El directivo se defendió de las críticas que acusan a la compañía de ser un operador low cost, asegurando que MásMóvil no es agresiva en promociones ni precios. "Creamos valor en el mercado", dijo el ejecutivo, quien comentó que ha habido meses en los que MásMóvil ha sido el operador más caro, ante las promociones de hasta el 50% de sus competidores.

El ejecutivo no quiso responder a las recientes críticas vertidas por el consejero delegado del grupo Vodafone, Nick Read, en el Mobile World Congress (MWC), en las que acusaba a MásMóvil de haber destruido valor. "No es mi estilo responder a otras personas", y añadió que la teleco no ha destruido valor porque no ha hecho agresivas promociones. "Espero que mejore la evolución de Vodafone porque será mejor para todos", dijo. 

Spenger insistió en que la teleco no tiene ningún interés en participar en una operación corporativa con Euskaltel, pero sí reconoció que están abiertos a estudiar transacciones con operadores móviles virtuales (OMV). En cualquier caso, afirmó que la prioridad absoluta es el crecimiento orgánico. Preguntado por la posibilidad de que Euskaltel pase a ser un quinto operador nacional, explicó que sin infraestructura propia es "muy complicado".

En relación al negocio televisivo, el directivo señaló que no es un negocio estratégico para la teleco, añadiendo que MásMóvil será solo un agregador de otras ofertas. "No vamos a comprar ni a producir contenidos", dijo Spenger, quien destacó la buena evolución de ofertas como la de Sky. De todas formas, dijo que habría un empujón a esta actividad tras el verano. 

Spenger afirmó que la relación con Providence, primer accionista de la empresa (una vez se ejecuten los convertibles), es muy buena, señalando que cualquier movimiento del grupo de capital riesgo se hará de forma coordinada. "MásMóvil es la mejor inversión de su historia en el sector", dijo el directivo. 

 

Normas