Deoleo cesa a su consejero delegado en vísperas de presentar resultados

Pierluigi Tossato deja todos sus cargos, pero continuará ligado a la empresa como asesor

Deoleo cesa a su consejero delegado en vísperas de presentar resultados

El consejo de administración de Deoleo ha acordado destituir a su hasta ahora consejero delegado y presidente, Pierluigi Tosato, en vísperas de la presentación de sus resultados anuales. Tosato ocupaba el cargo ejecutivo de mayor responsabilidad de la empresa aceitera desde 2007, mientras que asumió la presidencia tras la salida de Rosalía Portela en 2017.

Le sustituye Miguel Ibarrola, que fue nombrado consejero dominical a principios de este mes, y que hasta ahora ejercía como presidente no ejecutivo de Tendam. Ibarrola es una persona de la máxima confianza del accionista mayoritario de Deoleo, CVC. "El consejo de administración ha agradecido la labor desarrollada por D. Pierluigi Tosato y ha celebrado que Deoleo pueda continuar beneficiándose de su experiencia como consejero", afirma la compañía en un hecho relevante.

Esta se encuentra sumida en una profunda crisis de negocio, como confirmarán los resultados anuales que tiene previstos presentar durante el jueves. Hasta el tercer trimestre de 2018, Deoleo registraba un resultado negativo de 63,9 millones de euros, frente a las pérdidas de 5,4 millones del mismo periodo del año anterior, debido a las caídas de precios registradas en algunos de sus competidores, una tendencia que el fabricante de aceites de oliva ha preferido no seguir. De hecho, en los últimos meses ha insistido en que su estrategia se centra en los productos de alto valor añadido, los considerados premium, que pueden otorgar un mayor margen por cada venta. Sin embargo este enfoque no ha dado resultados.

Las ventas hasta septiembre de 2018 habían caído un 11,1%, hasta 456 millones de euros, debido al retroceso de los volúmenes comercializados en Italia. La deuda era de 595,3 millones de euros. En septiembre, la dueña de marcas como Carbonell dio luz verde a una ampliación de capital de 25 millones de euros, que fue suscrita en su mayoría por CVC. La firma tiene prohibido el reparto de dividendos hasta 2022 hasta que el ratio de deuda sobre ebitda baje de 5,25 veces, algo que no se prevé a corto plazo.

Normas