Aena pide a Hacienda una mejora salarial para el consejo más barato del Ibex

La remuneración del órgano de decisión ascendió a 298.000 euros en 2018 y los diez de la alta dirección se repartieron 1,2 millones

Maurici Lucena, presidente de Aena.
Maurici Lucena, presidente de Aena.

La política salarial de Aena, en lo que toca tanto a su alta dirección como al consejo, ha vuelto a estar en 2018 a años luz de las grandes referencias del Ibex 35. Tanto es así que la compañía pública ha reclamado al ministerio de Hacienda una "mejora y adecuación de las cuantías máximas de las compensaciones por asistencia a los consejos de administración de las sociedades mercantiles cotizadas, y en cualquier caso que los consejeros puedan percibir la dieta por la asistencia a las comisiones", según expresa en su informe anual de remuneraciones. Una petición sobre la que no ha obtenido respuesta a día de hoy.

Su consejo de administración, formado por ocho dominicales y seis independientes, percibió un total de 298.000 euros el pasado ejercicio. Cada uno de los miembros del órgano de decisión cobra 1.090 euros de dieta por asistencia a cada reunión del consejo, con un máximo de 11.994 euros anuales. Una cifra a la que pueden sumar otros 1.520 euros al año por presentarse a las reuniones de las comisiones delegadas.

Aena, en su condición de sociedad mercantil estatal cotizada, está sujeta a la normativa reguladora del sector público, prevalente en su caso sobre el Derecho Privado, y la remuneración de sus consejeros y directivos está circunscrita en el régimen público retributivo, en el que Hacienda marca los niveles.

La compensación por el cese de García Legaz fue de 6.000 euros por no mediar preaviso

En este contexto, el expresidente Jaime García Legaz cobró 6.000 euros como única indemnización por su cese el 16 de julio del año pasado, una vez que José Luis Ábalos tomó las riendas del Ministerio de Fomento y relevó a los primeros espadas de las empresas del Grupo Fomento. García Legaz, en su condición de Funcionario de Carrera del Estado, no tenía derecho a compensación por despido, pero sí le correspondieron esos 6.000 euros por su salida sin el preaviso legal de 15 días.

Esa pequeña entrega, junto a un salario fijo de 83.000 euros por los meses de trabajo y un variable de 6.000 euros más, entre otras cantidades percibidas, dejaron su retribución entre el 1 de enero y el día de su salida, en 104.000 euros.

Su sucesor en el cargo, Maurici Lucena, ha alcanzado una compensación de 74.000 euros al cierre del ejercicio, de los que 4.000 euros responden a la retribución variable que solo el consejero ejecutivo puede percibir en Aena.

El presidente, en su papel de consejero ejecutivo, es el único con derecho a sueldo variable. Con ello totaliza 164.000 euros al año

Tras un alza del 1,75% el año pasado, el cargo de presidente de Aena está pagado con un fijo de 108.851 euros, al que se suma un complemento por el puesto de consejero ejecutivo de 43.540 euros, y un variable de 12.185 euros. Total, 164.576 euros, cantidad que algunos homólogos de grupos españoles cotizados alcanzan en poco más de una semana.

Respecto a los diez principales directivos del operador aeroportuario, el salario total alcanzó los 1,19 millones de euros. Una cifra que hace difícil fidelizar al cuadro directivo, tal y como puso de manifiesto en no pocas ocasiones José Manuel Vargas durante su periodo de presidencia en Aena. La última salida significativa se produjo el mes pasado, con la renuncia del director general del área comercial e inmobiliaria, José Manuel Fernández Bosch.

Normas