La jubilación de los médicos del ‘baby boom’ obligará a aumentar las plazas MIR

Más de 15.000 galenos faltarán en 10 años

En España hay 5.000 titulados en medicina sin especialidad

Médico
Getty Images

Parece palmario que si en los próximos años se jubilan 70.000 médicos, España puede tener un problema para atender a la población. Actualmente, el 40% de los profesionales en activo tiene más de 55 años, y “los que salen del programa MIR (médico interno residente) no serán suficientes para cubrir las necesidades del país en 10 años ante ese volumen de jubilaciones”, afirma Vicente Matas, vocal de atención primaria urbana de la Organización Médica Colegial (OMC).

Pero, además del retiro de los doctores del baby boom, la hornada de entre 45 y 55 años también supone ya el 22% de los profesionales. De momento, el Ministerio de Sanidad está llevando a cabo un estudio que pretende aclarar cuál será la demanda hasta 2030. Sin embargo, informan desde el ministerio, aún no hay nada en claro “porque todavía están reca­bando información sobre las necesidades reales de las comunidades autónomas”.

El estudio en el que trabaja Sanidad, pero que fue adelantado en El Pais, recoge que ya hoy faltan unos 4.000 especialistas.

A día de hoy, medicina de familia y pediatría son las especialidades donde hay más escasez, aunque también neurocirugía, urología, cirugía plástica, otorrino, anatomía patológica o ginecología ya están siendo difíciles de cubrir.

No existe una cifra cerrada sobre los médicos que van faltar, pero “si solo se forman 55.000 profesionales en 10 años con el sistema MIR, el déficit será mínimo de 15.000”, calcula Manuel Soria, director médico de Asisa.

Más de 2.000 doctores extranjeros vienen a España a hacer la residencia cada año y
luego se van

Uno de los problemas de esta profesión es que la tasa de reposición no es inmediata. “Hacen falta hasta 12 años para que un médico se forme”, explica Carlos Zarco, director general de la fundación de cooperativas médicas Espriu. Además, “el sistema MIR no tiene en cuenta las necesidades de la sanidad privada, solo intenta cubrir el sistema público”.

Oferta insuficiente

El número de plazas MIR convocadas cada año está por encima de las 6.700, aunque unas 2.000 se reservan a médicos extranjeros que se van en cuanto acaban la formación.

Si también se descuentan los profesionales que eligen la sanidad privada y los que se van a Inglaterra, Francia y países nórdicos, donde se los rifan, “es lógico que la oferta sea insuficiente”, aclara Zarco. “Habría que elevar al menos hasta 8.000 las plazas durante algunos años para paliar la que se avecina”, estima Matas, teniendo en cuenta que cada año terminan medicina unas 7.200 personas y “ya existe una bolsa de casi 5.000 titulados que aún no han hecho la especialidad”.

Se da la circunstancia también de que, ante la escasez de profesionales, algunas autonomías, como Valencia o Canarias, han empezado a contratar médicos sin MIR (prohibido desde 1995), asegura Rafael Micó, secretario general de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

Es contradictorio. Sanidad quiere controlar esto, incide Micó, pero “paralelamente homologa títulos de médicos extranjeros sin especialidad y luego se queja de los españoles que se van a trabajar a Europa, donde ganan más del doble”.

Las privadas

Hospitales. Actualmente, 24 hospitales privados son universitarios y forman anualmente a 180 MIR, según Manuel Soria, director médico de Asisa. La ampliación de centros “permitiría aumentar un 20% las plazas MIR al año”.

Titulados. Entre 2001 y 2015 ha crecido un 48% el número de titulados en medicina, pero el cupo de residentes no ha subido en la misma proporción, señala Soria. El resultado es que la mitad de aspirantes al examen no consiguen hueco.

Medicina de familia. Según Rafael Micó, secretario general de Semergen, habría que aumentar 400 plazas al año los residentes para esta especialidad.

La falta de planificación es la causa. Sostiene Micó que en España el 75% de las plazas MIR son especialidades hospitalarias y apenas el 25% son de primaria, cuando en Europa la distribución es del 50% en cada área. Y, de hecho, el número de facultativos en España está por encima de Europa, 35 por cada 10.000 habitantes, aunque están muy mal distribuidos, apunta Micó.

Junto a pediatría, familia es la especialidad con más problemas, con 7,5 galenos por cada 10.000 habitantes, frente a los 10 de media europea. Castilla y León, a juicio de Micó, es una de las pocas que tiene una tasa aceptable, 11 por cada 10.000 habitantes, respecto a Baleares, que está por debajo de siete, o Ceuta y Melilla.

La precariedad del empleo, la negativa a desplazarse a entornos rurales y la falta de incentivos son algunas de la cuestiones que frenan a los MIR a elegir estas especialidades. Precisamante, “mejorar la remuneración de determinadas especialidades” ayudaría a paliar el problema, considera Soria.

Normas