Lo siento, no tenemos pediatra disponible para pasar la consulta

En 10 años se jubilarán 16.000 médicos solo de atención primaria

Unos 15.000 doctores han emigrado en apenas cinco años

Lo siento, no tenemos pediatra disponible para pasar la consulta
Getty Images

Muchos vienen, pero muchos otros se van. Así está actualmente el panorama de la profesión médica en España, que en los próximos años sufrirá el mayor número de jubilaciones de la historia reciente.

Según la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), solo en esta especialidad se jubilarán alrededor de 16.000 médicos en los próximos 10 años. Una cifra que los sindicatos de este colectivo elevan a casi 50.000 si se incluye al resto de especialistas.

Pediatras, traumatólogos, cirujanos vasculares, ginecólogos, anestesistas, oftalmólogos o cirujanos plásticos y ortopédicos, además de los médicos de familia, son los especialistas que más escasearán los próximos años, un déficit que está llegando también a la sanidad privada.

Pablo González Jerez, director médico territorial de HM Hospitales, señala que “se encuentran ciertas dificultades para encontrar pediatras, ginecólogos y también radiólogos, aunque la alta especialización y los programas de docencia e investigación de los centros de este grupo resulta muy atractiva para los profesionales”.

“La escasez de facultativos comenzó hace dos años en la privada”, dice Cristina Contel, presidenta de Aspe (patronal de los hospitales privados). Tanto es así que “han empezado a proliferar empresas que ofrecen a los hospitales privados el abastecimiento de facultativos procedentes de Latinoamérica, Cuba y otros países”, añade.

Además, actualmente se está produciendo un trasiego de médicos de ida y vuelta. “Tras la formación, que dura mínimo 10 años, y el alto coste que supone a las arcas públicas, muchos facultativos deciden irse a Inglaterra, Francia y países nórdicos, donde se los rifan, entre otras cosas, por la falta de estabilidad en el empleo”, asegura Rodrigo Abad, coordinador nacional de tutores de Semergen.

En los últimos cinco años, de hecho, más de 15.000 médicos han solicitado certificados de idoneidad para emigrar en busca de sueldos hasta dos veces más altos que los españoles.

“Es una fuga de cerebros en toda regla”, afirma Contel. Sobre todo en las especialidades más punteras y vinculadas a la investigación, como cardiología y oncología. Una de las razones es “la incompatibilidad que están aplicando algunas autonomías, Cataluña, Valencia, Galicia o Navarra, entre ellas, para que los médicos de la pública no puedan trabajar simultáneamente en la privada”.

“Da la sensación de que nos hemos convertido en un país formador de foráneos que no se quedan y que el principal objetivo no es cubrir nuestras propias necesidades”, asevera González Jerez.

Pero a la vez, ocurre lo contrario. Cada vez más médicos extracomunitarios quieren venir a España a ejercer la profesión. En los últimos 12 meses se homologaron 2.500 médicos extranjeros.

La medicina de familia y la pediatría son las especialidades que más pueden sufrir el colapso, aunque, según Contel, “en dos años habrá déficit en muchas más especialidades, a lo que también contribuye la escasez de plazas MIR (médico interno residente) en algunas de ellas”.

Se da la circunstancia de que, aunque la medicina de familia es la que más plazas oferta en el programa MIR (más de 1.800 este año), es una de las menos atractivas para los españoles. ¿La razón? Entre otras cosas, porque muchas se encuentran en poblaciones rurales pequeñas, donde casi ningún médico, a priori, sueña con ir.

Esto está muy condicionado también por la precariedad laboral, la inestabilidad del empleo y, a la vez, la falta de incentivos. Choca, dice Abad, teniendo en cuenta “que nuestro sistema de salud pivota en la medicina de familia, donde se resuelven el 95% de los episodios de enfermedad”.

“La empresa privada no tiene problemas en mejorar las condiciones de contratación para captar profesionales”, no como el sistema público y, por eso, hay puestos desiertos, explica González Jerez. La Administración deberá diseñar un sistema flexible y adaptar las condiciones a cada puesto, sugiere.

La estabilidad en el empleo es una de las armas de la privada, pero no es la única. “El dinero es importante”, pero la investigación, la universidad y la motivación por objetivos también son atractivos”, añade.

Esta es una de las razones por la que Sanidad se está planteando obligar a los médicos extranjeros a que roten por los destinos difíciles de cubrir, entre otras 12 medidas con el fin de paliar el déficit.

Previsiones

Geriatras. Pese a que en España hay más de nueve millones de ancianos, apenas hay 420 geriatras ejerciendo. De acuerdo con los expertos, en los próximos años harán falta unos 1.200 más.

Tutores. La falta de tutores para formar a los MIR se agravará por las jubilaciones en breve. Según Rodrigo Abad, de Semergen, será necesario incentivarlos y acreditar nuevas unidades docentes.

Privados. El 90% de los médicos de los centros privados procede de la sanidad pública. Actualmente, muchos especialistas están abandonando los hospitales públicos para desarrollarse en los privados.

Normas