Roche paga una cuota de entrada tardía en la carrera por la terapia génica

El grupo suizo ha anunciado que comprará Spark Therapeutics, que desarrolla tratamientos que actúan sobre el ADN de los pacientes

Roche paga una cuota de entrada tardía en la carrera por la terapia génica
REUTERS

El grupo suizo Roche anunció ayer que comprará Spark Therapeutics, que desarrolla tratamientos que actúan sobre el ADN de los pacientes, por 3.700 millones de euros. El acuerdo le da a Roche una ventaja en un sector en auge, aunque es caro y arriesgado.

Las grandes farmacéuticas están cada vez más comprometidas con la terapia génica, un tratamiento para enfermedades hereditarias en el que los científicos utilizan el ADN, a menudo transportado a través de un virus, para reemplazar o contrarrestar un gen defectuoso, que es el que está causando la enfermedad. El tratamiento es intensivo, complejo y puede costar hasta 800.000 euros. El rival suizo de Roche, Novartis, gastó 7.600 millones de euros en AveXis el año pasado.

La empresa dirigida por el CEO Severin Schwan ya tiene algunos aliados. Pero la adquisición le da una línea de producción, experiencia en la aprobación y pago de tratamientos, y una cartera que incluye productos para enfermedades raras. Roche puede ofrecer su propio medicamento a los pacientes que responden peor a los productos de Spark, que todavía se están probando.
La objeción es el precio. La oferta de 100 euros por acción, más del doble del precio de cierre de Spark el pasado viernes, valora el capital de la compañía en 4.200 millones, incluyendo 440 millones en efectivo. A ese precio, el acuerdo probablemente no cubrirá el coste del capital de Roche hasta 2025, cuando se estima que Spark podría obtener unos ingresos operativos de 430 millones, un rendimiento después de impuestos de alrededor del 9%.

La terapia génica es todavía nueva y puede que no funcione en todos los pacientes. Además, conseguir que los Gobiernos paguen podría ser un reto. El sector de la hemofilia está bastante saturado, con Spark compitiendo con BioMarin y Sangamo. Además, dos de los pacientes de un ensayo de 12 respondieron mal al tratamiento de Spark. El descenso de aproximadamente un 30% en el precio de sus acciones desde entonces ha permitido a Roche comprar la empresa por menos dinero. Parece una apuesta calculada, pero pone de relieve el miedo a perderse la fiesta.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Belén Juárez, es responsabilidad de CincoDías

Normas