El ERE en Dia también contempla el cierre de tres almacenes logísticos

Las salidas afectarían a los centros de Manises, Oviedo y San Antonio

Interior de uno de los almacenes logísticos de Dia.
Interior de uno de los almacenes logísticos de Dia.

Sindicatos y representantes de Dia celebraron el viernes la primera reunión para tratar el expediente de regulación de empleo (ERE) anunciado por la compañía a principios de mes, y que planteaba el despido de hasta 2.100 trabajadores y el cierre de 300 tiendas durante este año y 600 en el conjunto de los próximos cinco para Dia y Twins Alimentación, una de sus filiales que gestiona sus centros Maxi Dia.

En este primer contacto se pusieron sobre la mesa las cifras definitivas sobre las que comienza la negociación. La empresa plantea una cifra de 2.064 despidos, la mayor parte procedentes de las 287 tiendas que ahora prevé cerrar en este proceso. Sin embargo, los despidos también afectarán a personal de oficina de las distintas sedes de la compañía y de sus almacenes logísticos.
De hecho, la documentación proporcionada a los sindicatos incluye el cierre de tres de estos centros: los de Oviedo, Manises (Valencia) y San Antonio (Barcelona), en los que trabajan, en cada uno de ellos, entre 80 y 100 personas, según explican fuentes sindicales. No estaría afectado el personal de oficina de estos almacenes. El motivo esgrimido por la empresa, según estas mismas fuentes, es que la actividad de estos centros puede ser absorbida por otros cercanos.

El grupo de supermercados, asesorado por Garrigues, según confirman fuentes próximas a la negociación, ha argumentado los despidos por su mala situación financiera, con una situación de fondos propios negativos que le sitúa en causa de disolución, y unas pérdidas de 350 millones de euros en el último ejercicio. Los sindicatos han recordado que Dia ha sido “solvente y rentable” durante los últimos años, y que la mala gestión y su incertidumbre accionarial no justifican un recorte de personal de estas características. “Están pagando los trabajadores esa mala gestión”, afirman desde uno de los sindicatos.

La empresa también puso en conocimiento de estos la posibilidad de que el grupo encuentre comprador para alguna de las 287 tiendas que, en un inicio, se prevén cerrar, dentro de un proceso encargado a PWC.

“Si hay alguna venta, la empresa tiene que garantizar que la plantilla forme parte de ese proceso y que no haya despidos. Por eso les pedimos que piensen bien qué tiendas quieren incluir en el ERE”, insisten fuentes sindicales.

En un comunicado conjunto emitido por Fetico, CC OO y UGT, los sindicatos lamentan que la empresa no haya explicado más en profundidad “todo aquello que estamos viendo en los medios de comunicación cuando hablan de los accionistas de la empres ay cómo se ha ido gestionando esta situación”, a lo que piden “responsabilidades por la mala gestión de la compañía a quien corresponda”. Estos, además, plantearon la opción de retrasar el proceso, al menos, hasta la junta de accionistas del 20 de marzo, ante las dudas sobre la propiedad futura de la compañía.

La acción llega a su nivel más bajo desde la opa


Retroceso. Las acciones de Dia sufrieron el viernes su mayor caída desde el anuncio de la opa por parte de Letterone, el pasado 5 de febrero. Los títulos se desplomaron un 5,69%, cerrando la sesión en 0,58 euros, el valor más bajo también desde que el primer accionista lanzara su oferta, que ya se sitúa nueve céntimos (O,67 euros) por encima del precio de cotización de las acciones. En cambio, la emisión de 305 millones de euros en bonos que vencerá en julio no ha retrocedido desde su escalada con motivo de la opa, manteniendo su cotización en un 91% de su nominal.

Normas