Telefónica inyecta 460 millones de euros en su filial mexicana

Amplía capital en varias divisiones por 700 millones en 2018

Sede de Telefónica en México.
Sede de Telefónica en México.

Telefónica inyectó un total de 460 millones de euros en su división mexicana durante el pasado año, un periodo complicado para la empresa en el país norteamericano. El movimiento se realizó a través de dos ampliaciones de capital, la segunda a final del propio ejercicio.

Así, según figura en su informe anual de 2018, la operadora realizó una ampliación de capital el 17 de diciembre en Telefónica Móviles México por un importe de 6.550 millones de pesos mexicanos (cerca de 284 millones de euros). Con anterioridad, el 22 de marzo, Telefónica Móviles México ejecutó una ampliación de capital, en este caso por importe de 4.000 millones de pesos mexicanos (unos 176 millones de euros). Ambas fueron suscritas y desembolsadas por la matriz.

Las ampliaciones tuvieron lugar en un momento complicado para la filial mexicana, afectada por la fuerte competencia que se vive en el sector en el país, donde compiten grupos como América Móvil y AT&T, y que penalizó sus cuentas. Telefónica México registró un descenso de sus ingresos del 6,1% en 2018, hasta 1.175 millones de euros, con una caída del Oibda del 45%.

Además, Telefónica, a través de su filial Pegaso PCS, vendió a final de 2018 un conjunto de redes de fibra óptica en México al grupo Southern Cross. La operación superó los 677 millones de pesos (unos 31 millones de euros). Unos recursos que la empresa destinó a capitalizarse, para centrarse en sus líneas de negocio prioritarios.

En este escenario, Telefónica recogió en sus cuentas un impacto negativo por provisión de 242 millones de euros como consecuencia del deterioro total del fondo de comercio de México.

Fuentes del mercado señalan que la operadora negoció la posible venta de la filial mexicana con grupos como Cerberus, pero finalmente no hubo acuerdo. José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, señaló el pasado jueves que la compañía no está contenta con su negocio en México, indicando que la operadora tiene la obligación de mejorar dicho activo, tanto desde el punto de vista orgánico como inorgánico. El directivo indicó que Telefónica tiene distintas alternativas, más allá de la posible venta, como posibles acuerdos para compartir redes con otras compañías.

Ampliaciones

En términos generales, Telefónica afrontó ampliaciones de capital en distintas filiales en 2018 por un importe total de 700 millones de euros. En cualquier caso, es la menor cifra de los últimos años.

En 2017, las inyecciones de fondos en sus subsidiarias ascendieron a 4.307 millones, al incluir una ampliación de capital 3.838 millones en Telefónica Latinoamérica Holdings, con el objetivo de dotar al holding de una estructura de capital razonable.

En 2016, las ampliaciones realizadas sumaron 4.397 millones, con una inyección de 1.952 millones en Telefónica de Contenidos; mientras que en 2015 superaron los 6.811 millones, especialmente por la inyección de 3.064 millones realizada en Telefónica Brasil para financiar la compra de GVT.

 

 

Otros movimientos

Telefónica Digital. La operadora realizó durante 2018 distintas operaciones de financiación de filiales. Entre otros movimientos, amplió capital en Telefónica Digital España por un importe de 194 millones de euros con el fin de restituir el equilibrio patrimonial. Esta división ha absorbido en los últimos tiempos a otras filiales del grupo como Synergic Partners, Telefónica Digital Identity & Privacy y Telefónica Digital Holdings, además de ser el accionista directo de Telefónica Open Future y Wayra Investigación y Desarrollo.

Seguridad. Además, la compañía amplió capital por 32 millones en Telefónica Ingeniería de Seguridad. Entre los objetivos figuraba la capitalización de un crédito por importe de 26,4 millones.

Normas