Macroeconomía

El PMI manufacturero alemán cae a su nivel más bajo en seis años

Un dato peor de lo previsto en la industria germana desluce la mejora en los PMIs de servicios

Empleados de la fábrica de Porsche en Stuttgart-Zuffenhausen, Alemania.rn
Empleados de la fábrica de Porsche en Stuttgart-Zuffenhausen, Alemania. REUTERS

El PMI manufacturero de Alemania cayó en febrero a su nivel más bajo en seis años, hasta 47,6 desde los 49,8 esperados a pesar de la fuerte creación de empleo como único elemento positivo. Las incertidumbres en torno a las negociaciones para alcanzar un acuerdo comercial entre China y EE UU se está reflejando en este indicador teniendo en cuenta el carácter exportador de la economía alemana. 

El mal dato de PMI manufacturero ha eclipsado por completo el buen dato registrado por parte del sector servicios que ha alcanzado los 55,1 puntos frente a los 52,9 puntos de la previsión. El PMI compuesto de Alemania también ha sido mejor de lo esperado al marcar 52,7 frente a 52 esperados.

En cuánto al PMI de la zona euro, el compuesto se situó en 51,4 en febrero frente a 51 de enero registrando su nivel más alto de los últimos tres meses. El PMI del sector manufacturero por su parte se situó en 49,2 frente a 50,5 de enero, registrando su mínimo de los últimos 69 meses. 

"Aunque la actividad total del sector privado de la zona euro aumentó a un ritmo ligeramente más marcado en febrero, la tasa de expansión siguió siendo moderada. De hecho, el sector manufacturero afectó a los resultados económicos globales, al registrar contracción en febrero", explican desde IHS Markit.

En general el crecimiento se centró en el sector servicios, donde la actividad empresarial también aumentó al ritmo más rápido de los últimos tres meses, gracias a una coyuntura de recuperación en Alemania y estabilización en Francia.

Por otra parte, la producción manufacturera de la zona euro se redujo por primera vez desde junio de 2013. Aunque la actividad empresarial aumentó a un ritmo más marcado, se siguieron observando indicios de debilidad de la demanda puesto que los nuevos pedidos se redujeron por segundo mes consecutivo. Del mismo modo que ha ocurrido con la actividad total, el sector manufacturero fue el principal causante de la debilidad de los nuevos pedidos. Los nuevos pedidos recibidos en el sector manufacturero se redujeron con la mayor intensidad de casi seis años y los nuevos pedidos para exportaciones también decayeron a un ritmo más rápido que en enero.

El empleo siguió aportando buenas noticias en febrero, a pesar de las reducciones de los nuevos pedidos y los pedidos pendientes de realización. Los niveles de contratación aumentaron a un ritmo sólido, que fue más rápido que al comienzo del año. La tasa de creación de empleo se aceleró en el sector servicios y se mantuvo sin cambios en el sector manufacturero.

Normas