Podemos dinamita el acuerdo de pensiones y el PP se suma a la ruptura

La mayoría de grupos lamenta que las estrategias electorales de la formación morada y los populares hayan impedido sacar adelante el preacuerdo existente

pacto toledo
Reunión del Pacto de Toledo.

“Sorprendidos” y “apenados”. Estos eran hoy los estados de ánimo de la mayoría de los diputados de la Comisión del Pacto de Toledo que durante más de dos años han trabajado para sacar adelante un acuerdo sobre pensiones y que hoy han visto como cualquier posibilidad de consenso saltaba por los aires. 

Tres fueron los culpables de lo que ocurrió: el primero, Podemos, al que el resto de partidos acusó unánimemente de torpedear el acuerdo; en segundo lugar el PP, al que también el resto de fuerzas reprocharon que se uniera a la ruptura de las negociaciones y, como trasfondo de todo, el adelanto electoral que precipitó que las estrategias electorales hayan primado sobre la búsqueda del consenso.

La reunión de hoy era decisiva para cerrar un acuerdo, después de la urgencia impuesta por el adelanto electoral. Los integrantes del Pacto habían llegado a un borrador consensuado en líneas generales para las 21 recomendaciones, destinadas a que el Gobierno de turno acometiera una reforma de la Seguridad Social que saneara y garantizara el sistema público de pensiones en un futuro a medio y largo plazo.

Ante este posible acuerdo, solo había un grupo que había adelantado desde hace tiempo que enmendaría tres de las recomendaciones con votos particulares. Se trata de Podemos, que no estaba de acuerdo con que se mantuviera la jubilación a los 67 años; con aumentar el periodo de cálculo de las pensiones ni con las pensiones complementarias.

Si bien estos tres votos particulares que ya estaban descontados por el resto de los grupos y que no iban a impedir la firma de un acuerdo se convirtieron ayer en una veintena de enmiendas que pretendía modificar casi todas las recomendaciones.Presentaron una especie de enmienda a la totalidad, sin tiempo para volver a discutir la veintena de recomendaciones ya acordadas.

Esto ha provocado que el resto de grupos arremetiera contra este cambio de actitud de Podemos y unos y otros culparon a esta formación de haber dinamitado el pacto. “El populismo ha boicoteado todos los acuerdos y este también; han venido con actitud de romper el pacto de Toledo y se ha roto”, dijo el portavoz de Ciudadanos, Sergio del Campo.

La portavoz socialista, Merce Perea, ha defendido que “había un consenso generalizado en todas las recomendaciones más allá de que algún grupo u otro tuviera alguna objeción”. Por ello, ha reprochado duramente a sus socios parlamentarios que fueran a cometer “un error político de enorme magnitud”. Es más, ha acusado a la formación morada de no entender cómo se hace política: “No pueden hacer una propuesta de máximos ahora, aquí no estamos implantando un programa electoral, estamos buscando el consenso que es lo que nos ha pedido la ciudadanía”, les espetó.

“Ha sido un acto de irresponsabilidad de Podemos”, ha sentenciado, por su parte, el portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano. “El trabajo estaba maduro, las distancias no eran insalvables y cedimos todos, pero (Podemos) ha preferido marcar su propio perfil político en detrimento de los acuerdos”.

“Estaba claro que hoy iba a haber un debate entre dos polos: el PP y Podemos. Pero Podemos le ha facilitado el trabajo al PP porque ha deshecho desde el principio (de la reunión) la posibilidad de llegar a un entendimiento”, ha resumido el responsable del PNV

Ante este cambio de posición de Podemos, el PP –que según los representantes del PSOE, PDeCAT, PNV y Cs tampoco estaba del todo dispuesto a sellar el acuerdo– ha decidido que no había tiempo a renegociar todas las recomendaciones y, por tanto, se sumó al descarrilamiento del Pacto de Toledo.

El representante del PP, Gerardo Camps, ha asegurado, por el contrario, que “la intención del PP era llegar a un acuerdo y, si esto no ha sido así, es porque la convocatoria electoral ha hecho que algunos se quitaran la careta”, en alusión a Podemos.

Pero el resto de partidos no lo han visto así y, sin embargo, han coincidido en que “el PP ha aprovechado la estela de Podemos y ha dicho: si ellos presentan su programa electoral, nosotros también”, aunque los populares estuvieran de acuerdo en la mayoría de lo pactado, según ha explicado Perea. En esta línea Camps ha indicado que ante la postura de Podemos "otros partidos que tampoco tenían mucho interés en la renovación de los acuerdos, se han sentido muy cómodos", en referencia al PP y Ciudadanos. 

Normas