Las torres de telefonía móvil cotizan en máximos históricos a la espera del 5G

American Tower, SBA, Crown Castle, China Tower y Cellnex registran fuertes subidas

Torres de telefonía móvil en el tejado de un edificio en Madrid.
Torres de telefonía móvil en el tejado de un edificio en Madrid.

Las grandes compañías de torres de telefonía móvil vuelven a vivir momentos de exuberancia en los mercados financieros. De hecho, los gigantes estadounidenses American Tower, Crown Castle y SBA Communications, la asiática China Tower o la española Cellnex, entre otras, acaban de batir sus máximos históricos en Bolsa, tras un inicio de año con fuertes subidas.

American Tower, la mayor empresa mundial del sector, ha visto cómo sus acciones se revalorizaban casi un 11% desde principios de año hasta superar el pasado viernes los 174 dólares, el precio más alto de su historia. Un precio que otorga a la empresa una capitalización bursátil por encima de los 78.300 millones de dólares (unos 69.200 millones de euros).

Sus rivales estadounidenses también batieron el viernes sus máximos históricos. Crown Castle acumula una revalorización anual del 9%, y alcanza un valor de mercado de casi 49.800 millones de dólares, mientras que SBA Communications sube un 13% desde principios de año, y alcanza una capitalización de 21.000 millones.

De esta forma, el valor de mercado conjunto de las tres grandes de EE UU supera los 149.000 millones de dólares.

China Tower, que en agosto protagonizó una de las mayores salidas a Bolsa de los últimos años, acumula una revalorización del 42% desde su debut en el mercado, registrando su máximo histórico el pasado miércoles. La empresa tiene ya un valor de mercado de 311.535 millones de dólares de Hong Kong (más de 35.200 millones de euros). La india Bharti Infratelk, por su parte, se ha revalorizado un 18,5% este año, ante su fusión con Indus Towers.

En la misma línea, Cellnex avanza un 11,6% desde principios de año, y sus títulos alcanzaron los 25,36 euros durante la sesión de ayer, nuevo máximo histórico. El viernes pasado cerraron por primera vez en 25 euros. Desde su debut en Bolsa en 2015, sus acciones se han revalorizado un 78%. De esta forma, el valor de mercado de Cellnex ronda los 5.800 millones de euros.

El sector camina a caballo de nuevas perspectivas de nuevas operaciones corporativas así como por la llegada del móvil 5G. Fuentes del sector indican que 2019 y 2020 van a ser claves en la externalización de infraestructuras por parte de las operadoras, que han encontrado en la venta de estos activos unos recursos necesarios para reducir deuda y afrontar la inversión en los despliegues de 5G.

Además, recuerdan que la nueva tecnología obliga a desplegar unas redes con una densidad mayor de emplazamientos. En este escenario, los grupos independientes buscan tener un mayor protagonismo al ofrecer sus infraestructuras para facilitar a las telecos sus despliegues de 5G. “Los grupos independientes pueden ser socios de las telecos a largo plazo en el despliegue de red, que ya ha dejado de ser un factor diferencial clave”, señalan estas fuentes.

En cualquier caso, la actividad es intensa. Bloomberg Intelligence destaca que las ventas de torres de móvil están ganando posiciones en la agenda en Europa, y advierte de la competencia entre operadores independientes y fondos de inversión especializados en infraestructuras. Con respecto a Cellnex, estos expertos esperan una aceleración del ritmo de operaciones en 2019, y destacan que la compañía está bien posicionada en el sector.

Opciones

Entre las opciones a la vista figura TDF, mayor operador independiente de torres de Francia, que podría alcanzar un valor de 5.000 millones de euros. Según Morgan Stanley, Cellnex estaría entre los aspirantes, con lo que reforzaría su posición en Francia, que ya es su tercer mercado en aportación de ingresos, tras los acuerdos establecidos con Bouygues.

Además, los grupos independientes y los fondos de inversión están a la espera de la decisión final de Vodafone sobre la posible venta de torres en el Viejo Continente, que se prevé antes de mayo. Vodafone cuenta con 57.000 emplazamientos de su propiedad en Europa, que podrían alcanzar un valor de 8.000 millones de euros.

Además, están pendientes de la decisión de la citada Vodafone y Telefónica sobre CTIL, su participada al 50% en Reino Unido que agrupa sus emplazamientos de telefonía móvil en el país, tras anunciar hace pocos días que estudian vías para rentabilizar esta compañía, entre las que no se descarta la venta. Ambos socios buscarán nuevas oportunidades con posibles acuerdos de alquiler de las torres con terceras compañías.

Telefónica ya vendió casi un 50% del capital de Telxius, su filial de infraestructuras, un 40% a KKR y casi un 10% a Pontegadea, el vehículo de inversión de Amancio Ortega. En esta línea, Telefónica está en proceso de venta de su negocio de centros de datos, algo que han hecho telecos como AT&T y Verizon.

Otras operaciones en marcha

Wind y Deutsche Telekom. En la actualidad, distintas operadoras están estudiando alternativas con sus emplazamientos de telefonía móvil. La italiana Wind estudia vender las torres que todavía mantiene en su poder (en 2015 vendió 7.400 torres a Cellnex por 770 millones de euros), mientras que Deutsche Telekom no descarta transferir los emplazamientos de su filial austríaca. En Holanda, la operadora resultante de la fusión de las filiales de Deutsche Telekom y Tele2 también va a vender estos activos.

Hutchison. En la misma línea, Hutchison estudia la desinversión de sus torres de telefonía móvil en Reino Unido, Italia, Suecia, Dinamarca e Irlanda, según ha publicado la prensa especializada.

Telenor. La noruega Telenor también está revisando su posición en el segmento de las torres de telefonía móvil, y en el mercado se esperan más detalles para mediados de año. El grupo nórdico cuenta con un total de 50.000 torres, de las que dos tercios están en Asia.

Telecom Italia. La operadora transalpina también está revisando sus activos en este ámbito para la posible venta, dentro de los planes en marcha para reducir deuda. Telecom Italia fue de las primeras operadoras en moverse. En 2015, la teleco constituyó la filial Inwit, en la que agrupó estos activos. Poco después colocó en Bolsa un 40% del capital de esta división.

Normas