Los mejores fondos de inversión se vuelven mediocres a largo plazo

Pocos gestores logran mantenerse entre los primeros durante un periodo significativo

Fondos de inversión pulsa en la foto

La industria de fondos de inversión es una de las más transparentes y competitivas. Todos juegan con las mismas armas y los resultados de unos y otros se cotejan casi a diario. Cuando un gestor consigue situarse como uno de los mejores de su categoría (Bolsa española, renta fija, Bolsa europea...) saca pecho porque es un excelente reclamo comercial. Y hasta se disputan quién debe ocupar el trono.

Sin embargo, un estudio elaborado por la firma de análisis de fondos Morningstar revela que mantenerse en la cumbre es mucho más difícil de lo que parece. En un ejercicio que evalúa el desempeño de 1.454 fondos de inversión españoles durante un periodo de 10 años, la conclusión es clara: aquellos fondos que lo hicieron muy bien, se suelen convertir en mediocres, y los que tuvieron un resultado nefasto en un periodo, suelen recuperar terreno al cabo del tiempo. Es el principio de reversión a la media.

El punto de partida del informe es la clasificación que hace Morningstar de los fondos. La entidad otorga cinco estrellas a aquellos fondos que, en un plazo de tres años, han conseguido mejor rentabilidad que el 90% de los vehículos de su categoría. Reciben cuatro estrellas los que han batido al 77,5% de fondos comparables. Tres estrellas obtienen el 35% de fondos que está en la media, y así sucesivamente.

Excepciones brillantes

Bestinver Bolsa. Es el único fondo de inversión español que se ha mantenido de forma sistemática entre los mejores de su categoría durante la última década. No perdió las cinco estrellas en ninguna de las 120 revisiones mensuales. Su rentabilidad media anual en la última década ha sido del 8,29%.

EDM Inversión. Es otro de los pocos fondos que ha demostrado una importante consistencia a largo plazo. En los últimos diez años solo ha salido de las cinco estrellas un par de meses. Su rendimiento medio anual desde 2009 ha sido del 8,68%.

Metavalor. Buena consistencia histórica, aunque el año pasado perdió a su equipo gestor.

La pregunta que se hace Morningstar es ¿qué ha sido de los fondos que hace justo 10 años eran considerados como los mejores? Pues, en general, han pasado de las cinco estrellas a las tres estrellas. De ir en cabeza de carrera, a estar en el pelotón. Y, ¿qué ha pasado con los que eran los peores? Pues, parecido: del furgón de cola, a la clase media.

Para entenderlo mejor, valgan algunos ejemplos. El fondo Caixabank Bolsa Gestión Euro Estándar tenía cinco estrellas Morningstar en febrero de 2009. Era uno de los mejores la categoría de fondos que invierten grandes compañías europeas. 10 años después, tiene solo dos estrellas. Su rentabilidad anual en la última década ha sido del 4,5%, algo peor que su categoría.

A la inversa, el fondo UBS España Gestión Activa tenía una sola estrella Morningstar hace 10 años (es decir, que lo estaba haciendo peor que el 90% de los fondos de Bolsa española). Una década después tiene cuatro estrellas. 

"Desde Morningstar siempre insistimos en que el criterio de las estrellas no puede ser el único a tener al elegir un fondo de inversión. También hay que valorar el riesgo del vehículo, las comisiones, la gestora...", explica Fernando Luque, editor de Morningstar en España.

Hay varias explicaciones para esta evolución. Los gestores que destacan suelen ser fichados por otras firmas y, los que lo hacen mal durante muchos años son despedidos. Además, los estudios académicos han demostrado que en la inversión el factor azar también es relevante, y no se puede ganar siempre.

Normas