El grupo Kering, propietario de Gucci, crece un 108%

La compañía obtuvo un beneficio de 3.714,9 millones de euros

gucci
EFE

El conglomerado de lujo francés Kering, propietario de marcas como Balenciaga, Yves Saint Laurent o Bottega Veneta, obtuvo un beneficio neto atribuido de 3.714,9 millones de euros en 2018, un 108,1% más que el año anterior, impulsado principalmente por las ventas de la marca Gucci, según ha informado el grupo.

El grupo, que contabilizó plusvalías por valor de 1.095 millones de euros principalmente por la venta de acciones de Puma, ha precisado en un comunicado que, descontando los elementos excepcionales, su beneficio aumentó un 49,3%, hasta 2.816,7 millones.

Su resultado operativo corriente se incrementó un 46,6%, hasta 3.943,8 millones, y su facturación experimentó un alza del 26,3%, hasta alcanzar los 13.665,2 millones de euros. El crecimiento del grupo ha sido destacado en todas las regiones, incluyendo un crecimiento de la facturación comparable del 37,8% en Norteamérica y del 33,9% en Asia. Por su parte, las ventas comparables crecieron un 23,9% en Japón y un 23,7% en Europa occidental.

Las ventas de Gucci, la firma que ha reforzado de manera más significativa el crecimiento del grupo, aumentaron un 33,4% interanual hasta situarse en los 8.284,9 millones de euros, mientras que la facturación de Yves Saint Laurent aumentó un 16,1% hasta 1.743,5 millones. En el lado opuesto, los ingresos de Bottega Veneta cayeron un 5,7%, hasta los 1.109,1 millones, si bien el resto de casas registró un incremento conjunto del 29,8% (2.109,2 millones).

En este sentido, el presidente y consejero delegado de Kering, François-Henri Pinault, ha celebrado que 2018 fue un año “excepcional” para la firma y sus diferentes casas, en un contexto mundial “cada vez más complejo”.

Normas