París y Berlín pedirán revertir vetos de la Comisión Europea en fusiones de empresas

Bruno Le Maire, ministro de Economía francés, plantea reformar las normas de Competencia de la UE tras la negativa a la unión de negocios entre Alstom y Siemens

El ministro de Finazas alemán, Olaf Scholz (izquierda), junto al ministro de Economía francés, Bruno Le Maire (derecha).
El ministro de Finazas alemán, Olaf Scholz (izquierda), junto al ministro de Economía francés, Bruno Le Maire (derecha).

El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, abogó este martes por reformar las normas de competencia de la Unión Europea (UE) tras el veto de Bruselas a la fusión de Alstom y Siemens. Le Marie sostuvo que los Estados miembros deberían estar facultados para cuestionar y revertir las decisiones de la Comisión Europea (CE) en la materia.

A su llegada al Consejo de ministros económicos de la UE, Le Maire indicó que pondrá esta idea sobre la mesa cuando se reúna la próxima semana en Berlín con los titulares alemanes de Economía, Peter Altmaier, y de Finanzas, Olaf Scholz, para elaborar las propuestas de reformas de las reglas de Competencia que presentarán ambos países.

París y Berlín anunciaron que plantearán en las próximas semanas cambios en estas normas para "adaptarlas al siglo XXI" a raíz del veto de la Comisión Europea a la fusión de la gran firma ferroviaria francesa Alstom con la alemana Siemens, una operación que ambos gobiernos consideraban importante para competir globalmente, en particular frente a China.

En este contexto, el ministro de Economía francés abogó este martes por la introducción del "derecho de avocación, que permitiría al Consejo (es decir, los representantes de los países) a poner en cuestión una decisión de la Comisión en materia de Competencia".

En la práctica, este derecho supone que los países podrían reclamar la potestad de decidir por sí mismos en aquellos casos donde no estén de acuerdo con el veredicto del Ejecutivo comunitario, que según las normas actuales es el único responsable de dirimir las cuestiones de Competencia como la autorización de fusiones u otras operaciones empresariales.

Francia aboga porque las decisiones en materia de Competencia "puedan ser dinámicas", de modo que la Comisión "en lugar de bloquear una fusión desde el principio" vigile año tras año las medidas adoptadas por las empresas para asegurar que la operación no plantea problemas de Competencia. Si la situación cambia, Bruselas podría pedir nuevos compromisos, dijo Le Maire.

Por último, París quiere que la Comisión tenga en cuenta la situación en el mercado mundial y no solo europeo a la hora de evaluar una operación. "Esto debería permitir crear campeones capaces de competir con Estados Unidos y China", afirmó Le Maire, quien insistió en que también se necesita una política industrial europea "mucho más ambiciosa" e invertir "masivamente" en nuevas tecnologías e inteligencia artificial.

Normas