Distribución

Dia rebaja el precio de su marca propia y pone en liquidación productos de Clarel

La estrategia forma parte de la hoja de ruta que presentó la compañía el viernes

Dia rebaja el precio de su marca propia y pone en liquidación productos de Clarel

Dia arranca su plan estratégico para tratar de salvar la complicada situación en la que transita en los últimos meses, presionada por una competencia creciente, una guerra por su control y fallos contables en sus cuentas. La compañía de distribución afirma que ha rebajado ya 200 productos de su marca blanca, según su propia web.

Asimismo ha puesto en liquidación los productos que vende en la enseña Clarel, con un descuento que llega al 50% sobre 200 referencias, como también puede consultarse en su página web. Estos descuentos están condicionados al fin del stock.

La venta de Clarel es uno de los hitos, junto a la desinversión en su Max Descuento, que la banca ha reclamado para renegociar su deuda y garantizarle la supervivencia necesaria. La compañía espera obtener al menos 100 millones de euros por la enseña, si bien ha actualizado su valor en libros a 37 millones, de acuerdo al informe financiero publicado el pasado viernes. La firma de perfumerías solo ha dado beneficios en un ejercicio de los últimos cinco.

Estos descuentos masivos son la primera parte de la puesta en marcha del nuevo plan de negocio de Dia, que la compañía desveló el pasado viernes a la vez que presentó sus últimas cuentas anuales. Esta estrategia ha sido elaborada por Boston Consulting y planea activar una segunda oleada de descuentos durante el primer semestre del año.

En este sentido, el principal objetivo de este plan es dejar atrás las promociones que cambiaban semanalmente y centrarla en una rebaja de precios más prolongada en el tiempo y centrada en su marca blanca. Fuentes del grupo indican a Efe que el objetivo es "simplificar" y mejorar la eficiencia de su estructura de precios. Reconocen, asimismo, que el proceso de revisión  realizado en el seno de la firma ha detectado también que la percepción  del consumidor sobre los precios que ofrece la cadena ha empeorado respecto  a otros competidores, por lo que con este abaratamiento en referencias  de su marca blanca esperan recuperar parte del terreno perdido entre  sus clientes.

Las rebajas masivas de su marca blanca son solo uno de los puntos del plan desplegado por la cadena de supermercados. Precisamente la compañía afirmaba el viernes que sus propios productos serían el eje de lo que el consejo ha bautizado como "El Nuevo Dia", donde los productos frescos tendrán también un peso específico. Afirman que tendrán "los precios más competitivos con promociones personalizadas y una racionalización del surtido enfocada a las necesidades de los cliente".

En contraposición con este plan, su primer accionista, el fondo Letterone presentó el martes pasado su propia hoja de ruta a la vez que anunció una opa sobre el grupo de distribución. Un plan basado en seis pilares que, sin embargo, no difiere demasiado del que ha presentado la actual cúpula. Letterone, el fondo controlado por el magnate ruso MIjail Fridman, también hace especial hincapié basado en una revisión de la política de compras.

Normas