El poder multiplicador del turismo deportivo

Cada euro invertido en organizar competiciones en la Comunidad Valenciana, genera 11 euros de gasto turístico

Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, y Elena Tejedor, directora de la Fundación Trinidad Alfonso, tras la firma de la renovación del Programa de Apoyo a las Competiciones de la Comunidad Valenciana.
Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, y Elena Tejedor, directora de la Fundación Trinidad Alfonso, tras la firma de la renovación del Programa de Apoyo a las Competiciones de la Comunidad Valenciana.

La Comunidad Valenciana es un destino turístico preferente en España por su cálido clima y por sus playas en el Mediterráneo. Una propuesta de sol y playa que se complementa con una amplia oferta cultural, gastronómica y de naturaleza. A todos estos atractivos se suma ahora el de convertirse en referente del turismo deportivo, de la mano de la Fundación Trinidad Alfonso, que acaba de renovar con el Comité Olímpico Español el Programa de Apoyo a Competiciones de la Comunidad Valenciana (PAC_CV). “Este acuerdo surge dela inquietud de la Fundación Trinidad Alfonso, y de su presidente, Juan Roig, de incentivar la celebración de competiciones oficiales en la Comunidad Valenciana, tanto de carácter nacional como internacional”, señala Elena Tejedor, directora de la fundación.

En virtud de este convenio, la Fundación Trinidad Alfonso concede ayudas económicas para aquellas federaciones españolas que organicen dichas competiciones en la Comunidad Valenciana, que son de carácter fijo y además hay un variable, según explica la directora de la fundación. En concreto, en las competiciones nacionales, la fundación paga un máximo de 10.000 euros, además de 15 euros por cada participante de fuera de la Comunidad Valenciana. Y en las internacionales hay un fijo máximo de 25.000 euros y además 25 euros por cada participante extranjero. El presupuesto global es de 500.000 euros.

Una inversión que está siendo un importante motor de riqueza y turismo en la Comunidad Valenciana, como reflejan los resultados del estudio de impacto económico de la segunda edición del PAC_CV (todavía se está celebrando la tercera) que ha dirigido Joaquín Maudos, catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Valencia y director adjunto del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie).

El sector servicios es el que se beneficia de la mayor parte de los impactos: 87,9% del total en términos de renta y 90,1% en términos de empleo

Los principales datos reflejan que el PAC_CV ha supuesto un impacto total de 31,6 millones de euros en términos de ventas. Gracias a ese gasto, se ha generado un impacto total en la Comunidad Valenciana de 8.793.493 euros de renta y 330 empleos equivalentes a tiempo completo. “El gasto objetivo, porque se ha medido euro a euro, es el gasto en organización. El gasto turístico deportivo lo hacemos a través de encuestas, por tanto es una estimación. Y luego una vez que tenemos la estimación del gasto total lo que hacemos es, utilizando la metodología del análisis input-output, traducirlo en empleo y en rentas generadas, en PIB”, explica Joaquín Maudos.

Según los datos del estudio, el gasto turístico realizado por los participantes y acompañantes ha ascendido a 15.687.249 euros y el realizado para organizar los campeonatos asciende a 1.423.787 euros. En consecuencia, por cada euro gastado en organizar las competiciones, se han generado 11 euros de gasto turístico. “Es un efecto multiplicador o tractor”, apunta Maudos. “Los impactos que medimos no son solo los directos. Cuando recorres la cadena de producción tienes impactos que llamamos indirectos. Y luego hay un tercer impacto, el inducido, vía consumo de las rentas. Cuando sumas todo, es el efecto multiplicador de la economía”, ilustra el director del estudio.

Hostelería

Por sectores, la hostelería es el que concentra la mayor parte del impacto (el 41,7% de la renta y el 48% del empleo), con un importe de 3,7 millones de euros y 158 empleos equivalentes a tiempo completo. A nivel más agregado, el sector servicios es el que se beneficia de la mayor parte de los impactos (87,9% del total en términos de renta y 90,1% en términos de empleo).

“Dentro del turismo deportivo los grandes epígrafes son los de siempre, la hostelería, la restauración, los alojamientos en hoteles, el transporte privado, los taxis… El 92,3% del gasto vinculado a las competiciones es el gasto turístico. Y el resto, que es mucho más pequeñito, es el gasto de organizar las competiciones”, expone Maudos.

El director del informe sobre el impacto económico de las competiciones deportivas hace hincapié en “lo beneficioso de este tipo de iniciativas para el tejido social y económico de la Comunidad Valenciana”, ya que “con un reducido gasto de organización se es capaz de generar un importante gasto turístico”. “Son eventos que cuestan muy poco de organizar, porque la infraestructura ya está creada. Esa es la gran suerte de este tipo de competiciones, por eso tiene un retorno social tan importante”, destaca.

Veinte competiciones

Un total de 20 competiciones se han acogido al programa PAC_CV en su segunda edición (de julio de 2017 a junio de 2018), de muy diversa naturaleza. El Campeonato de España de natación sincronizada, el Campeonato de España de carreras de montaña, el Campeonato de España de triatlón, la FEBD Dance Sport Cup de baile deportivo, el Campeonato de España de Clubes de taekwondo o el Campeonato de España de atletismo en pista cubierta son algunos de ellos.

“Hay unos criterios mínimos para acogerse”, indica Elena Tejedor. “El número mínimo de participantes tiene que ser de 300 en estas competiciones, de los cuales 200 tienen que ser de fuera de la Comunidad Valenciana. Y las que son de carácter internacional el mínimo que tiene que proceder del extranjero es de 100”, explica.

En la segunda edición del PAC_CV se registró una participación de 18.402 deportistas en las 20 competiciones que se disputaron. Casi el 75% eran de fuera de Comunidad Valenciana. En concreto, 11.412 participantes procedían del resto de España (un 62% del total) y otros 2.143 eran extranjeros (casi 1.000 más que en la primera edición), lo que supone un 11,6% del total.

Normas