Telecos

Brookfield, Equinix y Digital Realty llegan a la puja final por los centros de datos de Telefónica

Las ofertas se sitúan en el entorno de los 600 millones de dólares

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Las empresas estadounidenses Equinix y Digital Realty, ambas cotizadas en el Nasdaq y especializadas en la gestión de centros de datos (data centers, en inglés), han pasado la primera selección de pujas por los centros de datos de la operadora española. La primera alcanza un valor en Bolsa de más de 31.100 millones de dólares (unos 27.300 millones de euros) y la segunda, de 22.600 (alrededor de 20.000 millones de euros). También la gestora canadiense de fondos especializada en infraestructuras Brookfield está en la lista final, según ha publicado TMT Finance y confirman fuentes financieras a CincoDías. Desde Telefónica, han declinado hacer comentarios.

Bank of America Merrill Lynch coordina la venta de este activo, valorado en el entorno de los 600 millones de dólares (unos 527 millones de euros), según la ronda de ofertas que concluyó el pasado 21 de enero, de acuerdo a TMT Finance. También hicieron ofertas preliminares las gestoras de fondos de capital riesgo I Squared Capital, Blackstone y KKR. En noviembre Bloomberg publicó que la empresa que preside José María Álvarez-Pallete sondeaba la venta del activo.

TELEFÓNICA 7,68 1,05%

Telefónica cuenta con 25 centros de datos en nueve países, en los que ofrece servicios para clientes y sistemas internos de Telefónica en España y Europa. Con ellos ofrece servicios en la nube (cloud) a empresas a través de ocho instalaciones en España, tres en Brasil y el mismo número en Colombia y Ecuador. También cuenta con centros en Perú (2), Chile (2) y Argentina (2), además de un gran centro en Miami (Estados Unidos) y otro en México. Ofrece, entre otros, servicios de alojamiento de servidores, archivo digital y continuidad de negocio.

En el momento de la creación de Telxius, su filial de torres de telefonía y cable submarino, en 2016, la firma estudió incluir también estos activos, aunque finalmente lo descartó.

Los centros de datos están repartidos en varias de sus filiales. Es más, la operadora explica en sus cuentas de 2017 que Telefónica España y Telefónica Hispanoamérica incluyen los resultados del negocio de los centros de datos en España y Chile, respectivamente. Antes se computaban en el epígrafe “otras compañías”. El objetivo es crear una sociedad que agrupe todos ellos.

A finales de enero Telefónica anunció la venta de su participación en las filiales de Guatemala y El Salvador a América Móvil, el grupo controlado por Carlos Slim. La transacción está valorada en 570 millones de euros, con un importe para el grupo español por su participación del 60% es de 342 millones.

Todas estas desinversiones están destinadas a reducir la deuda de la operadora. A cierre del tercer trimestre, su pasivo neto se situaba en 42.636 millones de euros, con una reducción del 3,7% respecto al cierre del pasado ejercicio.

Así, Telefónica ha rebajado en 1.594 millones la deuda entre enero y septiembre de 2018 por la generación de caja libre, las desinversiones financieras, entre las que destaca la venta del 9,99% de Telxius por 379 millones a Pontegadea.

Estas son las estimaciones de las cuentas de 2018

Telefónica publicará las cuentas de 2018 el próximo 21 de febrero. El consenso de analistas recopilado por Bloomberg espera que haya obtenido un resultado ajustado de 3.624 millones de euros, con un resultado antes de amortizaciones (oibda) de 15.900 millones. La ratio de apalancamiento, según estos datos, se situó en 2,8 veces. Este termómetro se colocó a cierre del tercer trimestre en 2,68 veces, muy ligeramente por encima de las 2,66 de cierre de 2017.

Normas