Telefónica creará una filial para vender sus centros de datos por hasta 1.000 millones de euros

La empresa cuenta con 25 instalaciones en nueve países

El objetivo es reducir la deuda de 42.636 millones a septiembre

Telefónica creará una filial para vender sus centros de datos por hasta 1.000 millones de euros

La presión sobre José María Álvarez-Pallete para que reduzca la deuda de Telefónica se intensifica. La empresa tiene diseñado el plan preliminar para hacer caja con su negocio de procesamiento de datos (data centers), según fuentes financieras.

Telefónica creará una sociedad que empaquete el negocio, pues los centros de datos están repartidos en varias de sus filiales. Es más, la operadora explica en sus cuentas de 2017 que Telefónica España y Telefónica Hispanoamérica incluyen los resultados del negocio de los centros de datos en España y Chile, respectivamente. Antes se computaban en el epígrafe "otras compañías".

Una vez hecho esto, saldrá el libro de venta que previsiblemente incluirá la venta total o parcial de la nueva filial. Bank of America Merrill Lynch es el fichaje de Telefónica para ejecutar la desinversión, por hasta 1.000 millones de euros. Una portavoz de Telefónica ha declinado hacer comentarios de esta información. El 6 de noviembre, Bloomberg ya publicó que la teleco se planteaba la desinversión.

La compañía cuenta con 25 centros de datos en nueve países, en los que ofrece servicios para clientes y sistemas internos de Telefónica en España y Europa. Con ellos ofrece servicios en la nube (cloud) a empresas a través de ocho instalaciones en España, tres en Brasil y el mismo número en Colombia y Ecuador. También cuenta con centros en Perú (2), Chile (2) y Argentina (2), además de un gran centro en Miami (Estados Unidos) y otro en México. Ofrece, entre otros, servicios de alojamiento de servidores, archivo digital y continuidad de negocio.

Las unidades de México y Centroamérica serán claves

Se vende. La compañía tiene varios frentes abiertos con el objetivo de reducir su deuda. Además de los centros de datos, negocia la venta las filiales de México y Centroamérica. De esta última controla el 60%. Ya intentó en su momento las salidas a Bolsa de sus filiales argentina y británica y de Telxius en 2016, pero no puedo llevarlas a buen puerto por diversas razones.

Otras fórmulas. El pasado 8 de noviembre vendió por 161 millones su aseguradora Antares a Catala Occidente. Materializó unas plusvalías de 90 millones con la operación. El pasado verano, Telefónica vendió además dos filiales en el ámbito digital, Tokbox, y Digital Inc.

En el momento de la creación de Telxius, su filial de torres de telefonía y cable submarino, en 2016, la firma estudió incluir también estos activos, aunque finalmente lo descartó.

La desinversión reducirá la deuda de la operadora. A cierre del tercer trimestre, su pasivo neto (una vez descontada la liquidez) se situaba en 42.636 millones de euros, con una reducción del 3,7% respecto al cierre del pasado ejercicio.

Así, Telefónica ha rebajado en 1.594 millones de deuda entre enero y septiembre de 2018, gracias a la generación de caja libre, a las desinversiones financieras, entre las que destaca la venta del 9,99% de Telxius por 379 millones a Pontegadea, la firma a través de la que Amancio Ortega, cofundador de Inditex, canaliza sus inversiones.

La empresa explica que ha reducido su pasivo en 553 millones gracias a otros temas, entre ellos una sentencia sobre la base de cálculo de las contribuciones al Programa de Integração Social del Gobierno brasileño, que regula la aportación de las empresas al seguro de desempleo de los trabajadores. La ratio de deuda financiera neta respecto al resultado operativo antes de amortizaciones (oibda) cerró septiembre en las 2,68 veces, muy ligeramente por encima de las 2,66 de cierre de 2017.

Normas