Cuenta resultados

Unicaja Banco gana 153 millones de euros en 2018, un 10,2% más

Unicaja repartirá ya el dividendo que tenía previsto ofrecer en 2020, con un pay-out del 40%

El Grupo Unicaja Banco cerró el año con un beneficio atribuido de 153 millones de euros, lo que supone un aumento del 10,2% respecto a 2017, una mejora basada en el incremento del margen de intereses y la reducción de gastos de explotación y de saneamientos. 

La entidad, que se encuentra en negociaciones con Liberbank para intentar llegar a un acuerdo de fusión, tiene previsto llevar a su junta de accionistas de abril la propuesta para distribuir un dividendo en efectivo del 40% del resultado neto del grupo, con un incremento del dividendo por acción del 76%. Unicaja se anticipa así dos años a la expectativa prevista para 2020 en la salida a Bolsa. La “calidad de balance y los niveles de solvencia” han permitido “anticipar dos años” el porcentaje de beneficio neto destinado al pago de dividendos, explica la propia entidad.

Unicaja, así, repartirá entre sus accionistas 61 millones de euros en efectivo, frente a los 34,6 millones de euros repartidos con cargo al resultado del ejercicio precedente, y que supone un importe de 3,8 céntimos por acción, frente a 2,1 céntimos abonados con cargo al resultado de 2017.
Liberbank también llevará a su junta la propuesta para dar el segundo dividendo desde que salió a Bolsa, con un pay-out del 20%. Liberbank logró salir de pérdidas en 2018 tras ganar 110 millones de euros.

El margen de intereses de Unicaja subió un 3,1%, hasta 601 millones de euros, mientras que los gastos de explotación disminuyeron el 2,2% y las necesidades de saneamientos se redujeron un 23%. Destaca la mejora de los niveles de solvencia, con un ratio de capital ordinario de primer nivel (CET1) del 15,4%, y de capital total del 15,7%, lo que suponen incrementos interanuales de 0,9 y 0,6 puntos, respectivamente.
También redujo sus activos no productivos en un 21,7%, mientras que el nivel de cobertura se situó en un 57,3% a cierre de 2018.

La dinámica comercial permitió además impulsar el crédito a pymes y particulares en un 21 % y aumentar ligeramente la captación de recursos de clientes, sobre todo a través de seguros de ahorro y cuentas a la vista.

El volumen de recursos administrados por el grupo (sin ajustes por valoración) alcanzó los 55.507 millones de euros, “en un año difícil para la gestión de los recursos dada la negativa evolución de los mercados financieros y sus efectos sobre la valoración de los patrimonios bajo
gestión”, señala.

El plan de negocio que han realizado Unicaja y Liberbank, a falta de cerrar definitivamente la due diligence, fija para 2021 (han realizado un plan estratégico 2019-2021) un beneficio neto de 600 millones de euros, el doble que un año antes, una vez aplicadas las sinergias, y eliminados los unos pasivos con costes elevado de la antigua Caja EspañaDuero.

La acción de la entidad presidida por Manuel Azuaga praácticamente no se ha alterado tras la presentación de sus resultados. Cerró a un precio de un euro la acción, el 0,050% menos que el viernes pasado. 

La capitalización bursátil de Unicaja sumaba al cierre de ayer los 1.609,50 millones de euros. Mientras que la capitalización de Liberbank ascendía a 1.265,87 millones de euros, al cerrar a 0,41 euros por título, tras caer ayer un 1,71%.

Unicaja, como el resto de las entidades financieras españolas, ha acelerado la reducción de sus activos improductivos (NPAs), que cayeron en 995 millones de euros, un 21,7% menos en 12 meses. Así, el saldo de activos dudosos del grupo disminuyó al cierre de 2018 hasta 1.926 millones de euros y el de inmuebles adjudicados hasta 1.661 millones. De esta forma, la tasa de morosidad se reduce en dos puntos porcentuales, hasta situarse en el 6,7%.

Normas