Transporte

La comunidad de Madrid no cede y el taxi arremete contra esta institución

Los taxistas deciden esta noche en asamblea las acciones que llevarán a cabo mañana, mientras el PP pide liberalizar el sector y Ábalos prepara su comparecencia en el Congreso

Taxistas cortando el Paseo de la Castellana en Madrid, el domingo.
Taxistas cortando el Paseo de la Castellana en Madrid, el domingo. AFP

Los taxistas de Madrid han pedido hoy la dimisión del presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido. Lo han hecho por dos veces. Por la mañana ante la sede del PP, en la calle Génova, y por la tarde en la Puerta del Sol ante la sede del Gobierno regional. Allí más de 1.000 taxistas exigieron una regulación de los VTC, que contemple la precontratación por tiempo como en Cataluña, mientras coreaban consignas como “Somos taxistas, no terroristas”. En la concentración de por la tarde ondearon banderas de distintas regiones como Andalucía, Asturias, País Vasco o la Comunidad Valenciana, desde la que se desplazaron taxistas para apoyar las movilizaciones de sus compañeros de Madrid, informó Efe.

Las acusaciones entre PP y Gobierno central han sido una constante este lunes, tras ocho días de huelga del taxi en Madrid. El PP acusó a Pedro Sánchez de “cobarde” por ceder las competencias para regular los VTC a las autonomías, mientras diferentes portavoces del Ejecutivo defendieron que son necesarias legislaciones autonómicas en esta cuestión porque “no se da la misma realidad” en todas las comunidades.

Ante la crisis que se vive estos días en Madrid y Barcelona, el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, ha señalado hoy que el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, comparecerá este jueves a petición propia en la Comisión de Fomento del Congreso con el fin de aclarar aspectos del conflicto. Poco antes, el presidente del PP, Pablo Casado, avanzó en una entrevista en Antena 3 que va a presentar una iniciativa en el Congreso para que el sector del taxi se regule a nivel nacional, con una liberalización del mismo y proponer la creación de un fondo, que se generaría a partir de la contribución del sector de las VTC, para recomprar las licencias de los taxistas.La articulación de dicho fondo va en línea con lo planteado la semana pasada por Cabify.

“Propondremos que se articule una bolsa, que se vaya pagando con impuestos al VTC, para que, en sus casos, incluso sus licencias se puedan recomprar”, añadió Casado, que ve más acertado la creación de este fondo que el hecho de que el Estado o las comunidades autónomas tengan que hacer frente a indemnizaciones millonarias por las reclamaciones que puedan poner las empresas VTC.

Cruce de reproches

El cruce de reproches entre unas y otras instituciones continuó todo el día. Saura instó a Garrido, a que "se ponga las pilas" y "solucione" el conflicto abierto entre el sector del taxi y los VTC. "Varios meses después de la aprobación del decreto, la comunidad de Madrid sigue mirando para otro lado. Pero ya lo entiendo, estaba en lo suyo, al lío que el PP de Madrid tenía para elegir candidatos", continuo Saura, que insistió en que "no se entiende la gestión en términos medioambientales y de tráfico de una ciudad si se deja fuera la regulación de los taxis o de los VTC".

Garrido, por su parte, aseguró que está trabajando en lo que le compete. "Lo que no voy a hacer es una legislación que pretende eliminar a un sector para que no haya competencia", dijo en respuesta al delegado de Gobierno en la región, José Manuel Rodríguez Uribes, quien poco antes había criticado que el presidente del gobierno regional no hubiera hecho nada frente a la acampada de los taxistas durante dos noches en el Paseo de la Castellana.

Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid instó al Gobierno de Garrido a "negociar de forma urgente" para resolver el conflicto, que este lunes afronta su octavo día de huelga consecutiva de taxis. El consistorio, que abandona su papel de mediador al no haber más reuniones previstas de la comisión técnica creada la semana pasada entre la Comunidad de Madrid y el ayuntamiento, remarcó que el conflicto "está en el ámbito de la comunidad, que es quien tiene que fijar el funcionamiento de estos sectores por ley".

Garrido, no cede; el taxi, tampoco

De momento, lo que parece claro es que Garrido no cede a las peticiones del sector del taxi. Pero tampoco ceden los taxistas, que hoy bloquearon con sus coches el Paseo de la Castellana hasta ser desalojados por la policía nacional con ayuda de grúas. Esta noche, los taxistas de Madrid decidirán en asamblea en las inmediaciones del Wanda, el campo del Atlético de Madrid, qué acciones llevarán a cabo este martes.

En la jornada de hoy, centenares de taxistas se desplazaron desde la calle Génova al aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas, tras concentrarse en Génova, para después acudir juntos a pie a la Puerta del Sol a las 17 horas. En el lateral derecho del Paseo de la Castellana, en dirección Plaza de Castilla, frente a la plaza Margaret Thatcher, siete personas permanecen en huelga de hambre, junto a dos tiendas de campaña, y la Policía les ha dejado permanecer en el lugar, aunque en un principio intentó desalojarles. 

Quienes también se están movilizando son los VTC. Este martes se concentrarán por la mañana ante la sede de Podemos en Madrid con el lema “Somos trabajadores, no multinacionales”. Quieren que la gente conozca que "son trabajadores que cotizan en España y quieren seguir trabajando sin miedo". Unauto cifró ayer en 150 los VTC atacados en los últimos días y dijo que la policía tomará medidas para protegerlos.

Los VTC se mueven en Madrid

El secretario general de Transportes de UGT Madrid, Antonio Oviedo, ha destacado que en Madrid trabajan 9.000 personas en este sector, muchos de ellos desde hace una década, "que pagan sus impuestos en España y sobre todo tienen la función vital de poder y querer trabajar".

Uno de ellos, Guillermo Cobos, de Vector Ronda, ha esgrimido que con esta protesta ante Podemos quieren demostrarle a este partido, que se ha puesto del lado de los taxistas, que sus nominas "se pagan y cotizan en España", para contraponerlas a las declaraciones de la semana pasada de varios miembros de Podemos a favor de los taxistas y en contra de las empresas VTC.

Otros conductores de VTC como Arián Mora o Francisco Antón, han destacado "el daño psicológico y físico" que les están infringiendo algunos taxistas en la última semana y advierten que algunos tienen una franja de edad que no están abiertos al mercado laboral y en las VTC han encontrado su medio de vida. "Al igual que los taxistas, también tenemos familias e hijos, y todos lo estamos haciendo de forma legal", resaltan.

Normas