Revisa estos diez puntos y cumplirás con el Reglamento de Protección de Datos

Autónomos y pymes pueden evitar las cuantiosas sanciones mediante la comprobación de diez cuestiones en su actividad u organización.

autónomos pymes protección datos

Las sanciones por no cumplir con la GDPR ascienden hasta los 20 millones de euros y se pueden evitar con la aplicación de buenas prácticas e identificando las herramientas disponibles en el mercado. La consultora especialista en soluciones digitales VASS ha elaborado un decálogo con los requisitos que las empresas deben aplicar para cumplir con el Reglamento Europeo de Protección de Datos y evitar sanciones.

El primer paso para adecuarse al reglamento es concienciarse de por qué es importante proteger los datos. Si los empresarios y trabajadores no tienen este aspecto asimilado, las medidas para cumplir con la GDPR no serán suficientes ni eficaces.

Tener un documento que recoja el análisis del riesgo y evaluación del impacto sobre el tratamiento de datos que se ha hecho hasta el momento es básico para actuar conforme al reglamento. No es fácil de elaborar, requiere tiempo y recursos, pero el precio reputacional y económico de las sanciones por el incumplimiento de la ley siempre será mayor.

Implementar los requisitos

Para evitar las multas, las compañías deben acreditar que han implementado los requisitos que marca la normativa ante esta institución. En caso de que la evaluación de impacto muestre un alto riesgo, la propia AEPD les indicará qué deben hacer.

Todos los organismos deben revisar los consentimientos obtenidos así como los documentos de confidencialidad de los trabajadores y los de seguridad para adecuarlos a la GDPR. Será necesario enviar de nuevo toda la información a los usuarios y empleados por motivos de transparencia y, además, hacerlo cuanto antes.

En función de los resultados del análisis de riesgo que realice la compañía, los encargados del tratamiento de datos tienen que ajustar las medidas de seguridad a la realidad de su empresa. Esta es la única fórmula para garantizar un buen uso de la información y de minimizar el riesgo de que esta se vea comprometida en caso de un ciberataque.

Además, la tecnología es un aliado fundamental para facilitar el cumplimiento de la normativa. Las nuevas herramientas y soluciones que los expertos en la materia sacan al mercado no sólo permiten incorporar medidas de seguridad eficaces, sino que también simplifican y agilizan la extracción y el análisis de la información.

Normas