Licencias de actividad: lo que un autónomo necesita para abrir su negocio

Si está planeando abrir un negocio, debes tener en cuenta estos pasos y saber que no existe una única licencia.

licencias de actividad autónomos

La licencia de actividad es uno de los trámites básicos a la hora de emprender un nuevo negocio. Esta solicitud permite operar al emprendedor, y variará en función del tipo de actividad de la empresa y la localidad en la que se ubique.

De forma general, el autónomo deberá acudir al Ayuntamiento del municipio, para conocer exactamente los requerimientos. Existen dos tipos de licencia, la de actividades e instalaciones y la de funcionamiento. La primera hace referencia a la necesidad de una licencia urbanística municipal para poder iniciar la actividad en un determinado local, mientras que la segunda sirve, según explican desde EFE Empresas, para autorizar la puesta en uso de los edificios, locales o instalaciones.

Este tipo de licencia será necesaria para toda actividad calificada como molesta, insalubre, nociva o peligrosa que requiera adoptar medidas correctivas sanitarias, de seguridad o medioambientales.

Cómo solicitar una licencia

Para solicitar estas licencias hay que seguir un procedimiento ordinario en función del tipo de proyecto. Por lo general, cada ayuntamiento puede requerir algunos documentos diferentes a los de otro municipio, pero suelen pedir documentos de impacto ambiental para actividades que requieran algún documento técnico exigido por la normativa sectorial o que estén incluidos en el Catálogo de la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas.

Suele ser necesaria una comunicación previa para aquellas actividades que no necesiten ningún documento técnico exigido por la normativa sectorial, pero que requieran obras de pequeña envergadura.

En último lugar, y tal como se señala desde EFE Empresas, las entidades locales pueden solicitar una declaración responsable, mediante un documento suscrito por el titular de la actividad, en la que se manifieste bajo su responsabilidad que cumple con los requisitos urbanísticos y sectoriales exigidos por la normativa vigente para implantar, modificar o ejercer la actividad.

Normas