Noticia patrocinada

El arma secreta de Banca March, sus gestores

El grupo financiero familiar es el mejor valorado y el más recomendado por sus clientes en 2018, según un informe de STIGA

Banca March
Imagen de la sede de Banca March en Palma.

En banca privada, la gestión es clave para obtener una mayor rentabilidad. Más en un contexto de incertidumbre global. Hay que tirar de ingenio, pero sobre todo de calidad técnica (formación y experiencia). De ahí que los gestores sean el arma secreta de Banca March.

Así lo refleja el último informe de satisfacción de clientes de la industria financiera elaborado por la firma independiente STIGA. En 2018, los gestores del grupo familiar fueron una vez más los mejor valorados de la banca española, con una puntuación de 8,69 sobre 10, frente a los 8,35 de media del sector.

La calidad técnica de los gestores responde a una política de recursos humanos basada en la meritocracia y el desarrollo profesional

Los clientes resaltan también sus niveles de transparencia, confianza y personalización, intangibles fundamentales en la gestión de grandes patrimonios, con un nota de 7,79 respecto al 6,78 del mercado. “Este liderazgo es resultado del alto grado de profesionalidad del equipo de Banca March y unos elevados niveles de excelencia”, comentan. A esto se suman los de marca, solidez, solvencia, modernidad y compromiso social, tras obtener 8,07 puntos en comparación con los 7,41 de media sectorial.

Todo ello ha contribuido a reforzar su posición global en el ranking, situándose entre las primeras, tras alcanzar una nota de 8,03 frente al 7,45 de media del sector. De hecho, es la más recomendada por sus clientes, con un destacado 23,9% respecto a apenas el 2,5% del mercado, según la plataforma de medición Net Promoter Score (NPS, por sus siglas en inglés).

Los clientes resaltan también sus niveles de transparencia, confianza y personalización

“Estos datos se reflejan en el resultado de su actividad bancaria, que en los últimos tres años se ha multiplicado por tres, impulsado por el dinamismo de todas nuestras áreas de negocio especializadas: Banca Privada, Banca Patrimonial y Banca Corporativa”, apuntan.

Apuesta por el talento

La calidad técnica de los gestores de Banca March es el resultado, en parte, de una política de recursos humanos basada en la meritocracia y el desarrollo profesional de la plantilla. “Somos la entidad con mayor inversión en formación por empleado del sector: 900 euros frente a una media de 340, lo que redunda en un servicio al cliente excepcional”, aseguran.

La entidad señala, además, que ha adoptado un objetivo de formación superior al exigido por la CNMV para sus profesionales, con certificaciones y conocimientos reconocidos en Europa (EFPA), por encima de lo que requiere estrictamente el puesto.

El objetivo de formación es superior al exigido por la CNMV para sus profesionales

Y aunque la directiva comunitaria Mifid II establece un plazo de cuatro años para la cualificación obligatoria, en el caso de Banca March, más del 80% de los profesionales obligados a certificarse obtuvieron la titulación correspondiente en 2018, primer año del plazo previsto por la normativa.

“Nuestra oferta de valor se apoya en cuatro pilares: compromiso accionarial, productos exclusivos, calidad de servicio superior y profesionales excelentes”, sostienen.

La entidad también apuesta por la creación de empleo, mientras en el sector se destruyen puestos de trabajo

La entidad también apuesta por la creación de empleo, mientras que en el sector se destruyen puestos de trabajo: unos 80.000 en los últimos cinco años. Así, con el fin de disponer de los mejores equipos, entre 2016 y 2018 abordó un proceso de renovación de perfiles en banca patrimonial y corporativa, una medida que fue incorporada en su plan estratégico y aprobada por el consejo de administración.

En total, la plantilla aumentó en más de 100 personas entre enero y diciembre de 2018. “Es una de más cualificadas del sector con una ratio de licenciados que supera el 75%, una edad media de 42 años y una antigüedad media de 14. La tasa de rotación externa voluntaria es la más bajo del sector y se sitúa en torno al 3%”, indican. 

Ratios sólidos

La excelencia en la gestión de Banca March no solo se ve reflejada en la percepción positiva de sus clientes, también la acreditan unas cifras financiera sólidas que superan a la media del sector.

Y aunque por su tamaño Banca March no está sujeta a la supervisión de las autoridades europeas, la ratio de capital CET1, del 20,62% a septiembre de 2018, supera en 1,7 veces a la media de la banca española y la sitúa en los primeros puestos de Europa en cuanto a solvencia. A esto se suma la de liquidez, LCR, que está por encima del 260% y la de morosidad (2,77%), la tasa más baja de España, puntualizan.

Banca March es la cabecera de uno de los principales grupos financieros españoles y el único de propiedad totalmente familiar. Además, destacó como el banco más solvente de Europa en las dos pruebas de estrés que realizó la Autoridad Bancaria Europea (EBA) en 2010 y 2011.

En la actualidad cuenta con la tasa de mora más baja del sistema financiero español y con uno de los niveles de solvencia más elevados de Europa. La solidez del modelo de negocio de Banca March ha sido reconocida también por la agencia de calificación crediticia Moody’s, que ha elevado el rating de la deuda a largo plazo de Banca March hasta A3, el mayor nivel del sistema financiero español, por delante del Reino de España, que tiene una calificación de Baa2.

Además, es el accionista mayoritario de Corporación Financiera Alba, con participaciones significativas en Naturgy (indirecta), Acerinox, Indra, Ebro Foods, BME, Viscofan, Euskaltel y Parques Reunidos, entre otras empresas.

Digitalización

Banca March ha puesto en marcha un ambicioso plan de transformación digital con un plazo de ejecución de tres años, que supondrá una inversión de 75 millones de euros y la incorporación de 50 profesionales en el marco de su plan estratégico 2017-2019.

“Banca March ha reforzado de manera significativa sus áreas de tecnología, digitalización, sistemas de información y operaciones y procesos en los últimos años”, ilustran.

En línea con la apuesta de la entidad por situarse a la vanguardia de los pagos digitales, en 2018 ha ampliado la oferta con Google Pay y Apple Pay, servicios que enriquecen y facilitan las relaciones con sus clientes, con el fin de ofrecerles el mejor asesoramiento y la mejor oferta de productos.

Los clientes de la entidad han hecho una valoración positiva del esfuerzo por adecuar sus servicios a las últimas demandas en tecnología, lo que se ha reflejado en la encuesta de STIGA: para el conjunto de 2018 la puntuación de Banca March en banca móvil fue de 8,21, por encima de la media del sector (8,19).

Normas