Reino Unido niega a Maduro la retirada de más de 1.000 millones en oro

El oro depositiado en el Banco de Inglaterra forma parte de las reservas de Venezuela

maduro banco de inglaterra
Nicolás Maduro, este viernes en Venezuela
Nueva York / Caracas

El régimen venezolano de Nicolás Maduro, desesperado por aferrarse al dinero que mantiene en el extranjero, ha visto bloqueado su intento de retirar 1.200 millones de dólares (unos 1.050 millones de euros) en oro del Banco de Inglaterra en las últimas semanas, según personas próximas al asunto.

La decisión del banco de negar la solicitud se produjo después de que altos funcionarios de Estados Unidos, como el secretario de Estado, Michael Pompeo, y el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, presionaran a sus contrapartes del Reino Unido para impedir la operación, según una de las personas, que pidió mantener su anonimato.

Reino Unido se sumó a EE UU y otros países el miércoles al reconocer a Juan Guaidó, líder de la Asamblea Nacional, como el legítimo presidente de Venezuela. Maduro, gobernante autoritario que ha encabezado el colapso económico del país, se niega a renunciar al poder y cuenta con el respaldo de los militares.

Funcionarios de EE UU ahora están tratando de traspasar los activos venezolanos a Guaidó para ayudarlo a incrementar sus posibilidades de tomar el control efectivo del Gobierno. Los 1.200 millones de dólares en oro son parte importante de los 8.000 millones de dólares en reservas extranjeras en poder del Banco Central de Venezuela. El paradero de gran parte de esa suma es desconocido.

Recuperar el oro en el Banco de Inglaterra ha sido una gran prioridad para el régimen de Maduro durante semanas. A mediados de diciembre, Calixto Ortega, el presidente del banco central de Venezuela, encabezó una delegación a Londres que buscaba acceder a ella, según dos personas con conocimiento del asunto. Pero esas conversaciones no tuvieron éxito, y las comunicaciones entre las dos partes se han roto desde entonces.

Mientras tanto, al personal de la autoridad monetaria en Caracas se les ordenó no intentar ponerse en contacto con el Banco de Inglaterra. Se les dijo que la entidad británica no les responderá, citando razones de cumplimiento, señaló un funcionario venezolano, quien pidió no ser identificado porque no está autorizado a hablar en público.

El Banco de Inglaterra se negó a comentar sobre el oro venezolano e indicó que "proporciona servicios bancarios, incluidos servicios de custodia de oro, a una gran cantidad de clientes" y "no comenta sobre ninguna de esas relaciones".

La batalla por Citgo

En otro frente económico, Guaidó se está preparando para luchar por la joya de la corona de los activos de PDVSA: Citgo Petroleum Corp., una refinería con sede en Houston que ayuda a financiar al Gobierno de Nicolás Maduro.

Guaidó dijo en una conferencia de prensa el viernes que está listo para nombrar una nueva junta directiva para Citgo, en reemplazo de los ejecutivos nombrados por Maduro, a quien el gobierno de Estados Unidos ya no reconoce como líder legítimo del país. Guaidó también dijo que planea despedir a Manuel Quevedo, ministro de Petróleo y presidente de Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), la petrolera estatal.

En una conferencia de prensa en Caracas simultánea a la de Guaidó, Maduro se comprometió a defender a Citgo. Su Gobierno ha utilizado la compañía como garantía para las deudas emitidas por PDVSA, incluido un préstamo por 1.500 millones de dólares de Rosneft que está respaldado por una participación de 49,9% en la refinería de EE UU. Aunque Citgo no puede enviar dinero a Venezuela desde que EE UU impuso sanciones financieras en agosto de 2017, sigue siendo el mayor comprador de petróleo venezolano.

EE UU está intentando desconectar a Maduro de sus fuentes de ingresos y canalizar esos recursos para Guaidó, explicó el Asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, a Fox News el jueves. En EE UU, las tres refinerías de Citgo en la Costa del Golfo tienen la capacidad de procesar cerca de 760.000 barriles de petróleo por día. La instalación de Lake Charles, en Louisiana, es la mayor refinería de PDVSA fuera de Venezuela.

Normas