Transporte

Los taxistas de Madrid siguen las protestas en Fitur y bloquean la entrada al cementerio de la Almudena

Mantendrán la huelga indefinida mientras no logren una propuesta efectiva de las administraciones

Efectivos de la Policía Nacional entre un vehículo de licencia VTC y un taxi a las puertas del recinto ferial de IFEMA.
Efectivos de la Policía Nacional entre un vehículo de licencia VTC y un taxi a las puertas del recinto ferial de IFEMA. EFE

Los taxistas de Madrid han anunciado este jueves su intención de diversificar sus protestas. El responsable de Comunicación de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, José Miguel Fúnez, ha avanzado que, a partir de este viernes, un grupo de taxistas iniciará una huelga de hambre y se encadenarán en un lugar que no ha revelado. Durante una asamblea celebrada frente a la puerta sur de Ifema, Fúnez ha instado a sus compañeros a continuar la "batalla".

En el quinto día de protesta, alrededor de un centenar de taxistas se han concentrado desde las 8 horas de este viernes en la entrada del cementerio de la Almudena de Madrid han bloqueado la zona. Además, las protestas siguen en el recinto ferial de Ifema, donde estos días se celebra la feria de turismo Fitur.  Un grupo de taxistas ha bajado al vestíbulo de la estación de Metro de Feria de Madrid, donde al grito de "Bienvenidos a Fitur", han trasladado su protesta a los viajeros que iban llegando al recinto ferial, informa Europa Press. 

El presidente de Fedetaxi, Miguel Angel Leal, ha pedido a las administraciones central y autonómica que tomen como referencia el acuerdo alcanzado entre la Generalitat de Cataluña y los taxistas de Barcelona, que obligará a reservar el servicio de VTC con una hora de antelación en esa área metropolitana, según recoge Efe. Leal ha defendido que la precontratación de VTC se haga con media hora de antelación en el caso de Madrid capital.

Por la tarde, las asociaciones del taxi de Madrid explicaron en rueda de prensa que mantendrán el paro hasta que no consigan “una propuesta tangible y una regulación efectiva de la administración”. El presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid (FPTM), Julio Sanz, se lamentó de que aún estén “en el mismo punto de partida que el pasado lunes”, pero valoró positivamente que este jueves se haya celebrado la primera reunión, de carácter técnico, entre la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid. Sanz aseguró que hay "un total hermetismo" sobre lo planteado en dicha reunión "para no enturbiar los trabajos de la comisión". 

De momento, el cuarto día de huelga se ha saldado con 14 heridos y dos detenidos, uno en Ifema tras atravesar el cordón policial que impedía el acceso a la M-40 para evitar cortes de nuevo en la vía, y otro en Atocha, presuntamente por causar daños a un VTC, según Efe.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha reiterado esta mañana en Onda Cero su predisposición a negociar con los taxistas, pero ha criticado la “lamentable” situación provocada por “un grupo de energúmenos que se intentan adueñar de las calles”. Según el presidente del Gobierno regional, la huelga indefinida que se vive en Madrid está promovida por “un grupo de exaltados, no el 99,9% que quiere una solución razonable” al problema que les enfrenta con los VTC. La noche del miércoles, la consejera de Transporte de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzálo, aseguró en el programa 24 horas de TVE que "si no tienen inmediatez, las empresas VTC desaparecerán". Unas declaraciones que desde el sector del taxi tildan de "bochornosas".

El presidente de la FPTM lamentó que el gobierno regional "haya dejado clara su negativa a asumir sus competencias, a la vez que marca unas líneas rojas inviables si queremos conseguir una negociación". Sanz se refiere a la negativa de Garrido a regular la precontratación. Los taxistas acusan al presidente de la Comunidad de Madrid de hacer "oídos sordos" y tratar de pasar esa patata caliente al ayuntamiento. 

Ante esta situación, los taxistas madrileños han asegurado esta tarde tener la "moral muy alta". Esta mañana un grupo de unos 300 taxistas se concentró ante Asamblea de Madrid, en Vallecas, para presionar al gobierno regional para que actúe con urgencia. 

Los taxistas madrileños también estuvieron toda la noche acampados frente al acceso sur de Ifema, una acción que repetirán hoy. El sector del taxi volvía a intentar esta mañana bloquear el acceso al recinto ferial donde se está celebrando Fitur, pero la policía nacional les bloqueó el acceso viviéndose momentos de gran tensión. 

Algunos miembros del Gobierno central, al que se culpa de haber creado “17 problemas” tras habilitar a las comunidades autónomas para regular el servicio de los VTC, también han hecho hoy manifestaciones en diferentes medios de comunicación. El ministro de Fomento José Ábalos, que ayer se mostró dispuesto a mediar entre el sector del taxi y los VTC, si así se lo piden, ha insistido este jueves en que su departamento “no se quitó ninguna patata caliente”, como le acusan desde ambos sectores y algunas formaciones políticas como Ciudadanos o el PP.

También el ministro de Ciencia y Universidades, Pedro Duque, ha criticado en una entrevista en RNE la actitud de los taxistas: “si todos los que queremos que cambien cosas en el país, colapsamos todo, esto no va a funcionar”. Por el contrario, la portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Clara Serra, ha alentado a los taxistas concentrados ante la Cámara autonómica, a los que ha asegurado “estamos con vosotros. El Gobierno de la Comunidad de Madrid no ha hecho los deberes”.

Entre las medidas que piden los taxistas de Madrid, más allá de la precontratación, es que los VTC vuelvan a sus bases entre servicio y servicio, que se respete la proporción 1/30, que se impongan horarios obligatorios a los VTC similares al de los taxis, con libranzas obligatorias o franjas de servicio prohibidas, y que se prohíba a estos vehículos establecer cualquier tipo de paradas en la vía pública y realizar labores de captación de pasajeros en áreas de influencia como estaciones de tren, autobuses, aeropuertos, o en general, cualquier núcleo de generación masiva de pasajeros.

El pasado lunes hubo un principio de acuerdo entre taxistas y la Comunidad de Madrid, pero solo en temas de captación de clientes. La Comunidad estaba dispuesta a incluir en su decreto ley que los VTC tengan que volver a su base o a un parking entre servicio y servicio, lo cual supondría la prohibición de que estos vehículos de alquiler con conductor aparquen en superficie. Igualmente aceptaba que los VTC no puedan circular en vacío más de una hora, que la recogida de pasajeros por parte de los Uber y Cabify sea de 300 metros en las zonas de bolsa de taxis y que los VTC no puedan hacer trayectos de menos de 5 kilómetros. La negociación ese día quedó rota tras negarse el gobierno regional a incluir en su texto ningún tiempo mínimo para la precontratación.

Normas