Las grietas de Apple aparecen ya en sus proveedores asiáticos

El fabricante de pantallas Japan Display está en conversaciones para conseguir un flotador financiero

Un iPhone roto.
Un iPhone roto.

Las grietas de Apple están apareciendo en su cadena de suministro de Asia. El fabricante de pantallas Japan Display está en “conversaciones avanzadas” con los inversores para conseguir un flotador financiero. Las débiles ventas de móviles han afectado. Es una señal del grave efecto dominó de los problemas de Apple y anunciaría problemas para otros proveedores, como Foxconn.

A cambio de un 30% del debilitado grupo japonés, el Fondo de la Ruta de la Seda del Gobierno chino se ha asociado con TPK Holding, una empresa taiwanesa de pantallas táctiles, para invertir conjuntamente 481 millones de euros, según el WSJ. El dúo tendrá mayoría en el consejo y la opción de aumentar su participación en el futuro.

La inyección de capital, casi equivalente al valor de mercado de Japan Display, es muy necesaria. El grupo, que cuenta con un fondo respaldado por el Gobierno japonés como máximo accionista, se creó a partir de la fusión de las unidades de pantallas de Hitachi, Sony y Toshiba hace siete años. Pero la competencia despiadada de sus rivales chinos ha ayudado a mantener la empresa en números rojos desde 2015. Además, Japan Display no ha podido seguir el ritmo de empresas como Samsung en el desarrollo de pantallas de última generación para modelos de gama alta como el iPhone X.

Los pronósticos sombríos para las ventas de smartphones este año son un dolor de cabeza adicional. Japan Display, que depende de los dispositivos móviles para el 60% de sus ventas, redujo en noviembre su pronóstico de crecimiento de ingresos para todo el año de hasta el 20% al 5%-15%.

Al final, sus problemas son tan grandes como los de Apple, que conmocionó a los mercados a principios de año, cuando Tim Cook advirtió de que no cumpliría sus objetivos de ingresos. Los problemas de Apple, atribuidos a la ralentización de la economía china, afectarán sin duda a sus otros proveedores asiáticos. Las acciones del ensamblador taiwanés Foxconn ya se han desplomado un 30% en los últimos seis meses. Los esfuerzos para limitar el efecto negativo de Apple están en pleno apogeo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas