CNMV

Carlyle duplica el precio inicial de la opa sobre Bodegas Bilbaínas y lo fija en 16,50 euros

Aumenta la contraprestación tras el informe independiente de valoración

Bodega Codorniu
Bodega Codorniu

El fondo Carlyle, a través de su filial Bubble, quiere asegurarse la compra del 6% que aún no domina de Bodegas Bilbaínas, la firma vinícola que adquirió en octubre a Unideco, sociedad matriz de Codorniú, dentro del acuerdo de compra de la bodeguera catalana firmado el pasado verano.
El fondo estadounidense fijó ayer el precio que ofrecerá a los accionistas minoritarios de la bodega, y que sube hasta los 16,5 euros. Una operación a la que está obligado tras adquirir una participación de control del 93,9% el 1 de octubre, pero que no había avanzado a la espera de un informe de un experto independiente que pusiese valor definitivo a estos títulos.

Ese día, Carlyle comunicó que la contraprestación de la opa sería de 7,18 euros, “equivalente al precio medio de cierre de Bodegas Bilbaínas desde el pasado 31 de octubre de 2017 hasta el 28 de septiembre de 2018”, según rezaba el hecho relevante publicado entonces.

El precio definitivo representa un incremento del 130% respecto al anunciado en un primer momento, y supone que Carlyle desembolsará 2,8 millones de euros por el 6,1% de Bodegas Bilbaínas que aún no controla.

Ese precio de 16,5 euros por título supone además valorar la compañía en más de 46 millones de euros. Ni Carlyle ni Unideco informaron del montante que se pagó por el 93,9% de esta bodega dueña de marcas como Viña Pomal. Su último precio en Bolsa, donde no tiene actividad, es de 9,4 euros. Hay que retroceder a 2001 para encontrar un precio de cotización cercano a esos 16,5 euros.

En 2015, Codorniú compró a Kutxabank un paquete del 5,92% de Bodegas Bilbaínas a un precio de 16,67 euros, con el que elevó su participación al 93,9%. Un valor aproximado al anunciado ayer. Según las fuentes consultadas, este respondería al valor de mercado real que tienen sus acciones dada la nula actividad bursátil de la acción.

Tal y como se anunció ayer, la formalización de la oferta se hará antes de que acabe este mes.
Entonces será el turno para que los accionistas minoritarios se decidan a aceptar o no la oferta de Carlyle. Según consta en los registros de Bloomberg, entre ellos se encuentra la entidad financiera Credit Suisse, que mantiene una participación del 2,58% en las bodegas.

Un negocio de casi 17 millones

Rentabilidad. En el ejercicio 2018, Bodegas Bilbaínas generó unas ventas de 16,8 millones de euros, frente a los 18 de un año anterior. Una reducción que no se dejó notar en su rentabilidad. Su beneficio alcanzó los 2,8 millones de euros, cuando un año antes fue de 2,4.

Normas